No deseo copiar a la naturaleza. Me interesa más ponerme a la par de ella. Georges Braque (1882-1963). Pintor francés.

« Volver

News Soliclima   20/07/2007 - 16:00h

Rascacielos ecológicos y sostenibles

La arquitectura bioclimática a gran escala

 
La concienciación medioambiental ha llegado a la construcción a gran escala. Un buen ejemplo lo dan los numerosos rascacielos que se construyen a lo largo y ancho del planeta. A continuación, mostramos algunos de los proyectos más innovadores.
 

El Cactus urbano (Rotterdam)

Cactus urbano de Rotterdam
El Cactus urbano es un edificio residencial en Holanda de 98 viviendas y 19 pisos. El diseño escalonado con balcones curvos favorece la entrada de gran cantidad de luz solar.

Estos balcones están pensados para que se pueda instalar un pequeño jardín, que combinado con el color blanco del edificio, actuará como aislante natural contra el efecto isla calurosa que se da en las grandes ciudades.

340 on the Park (Chicago)

El 340 en el Parque será inaugurado el primer edificio residencial de Chicago que cumplirá con los estándares LEED (Leadership in Energy and Environmental Design), un certificado que atorga el Consejo de Edificios Verdes de EE.UU., y que mide el buen uso de la electricidad y los aspectos medioambientales.

El edificio, que estará acabado a finales de este año, incorpora sistemas de climatización de alta tecnología; el fuerte aislamiento de las ventanas mantiene el aire interior dentro, el cual está tratado por sistemas avanzados de calidad de aire. Además, el 340 ha sido construido con materiales sostenibles e incorpora un sistema de recogida de aguas pluviales.

El 340 on the Park es un edificio de unas 60 plantas, con 344 viviendas de 2 y 3 dormitorios, con un precio que oscila des de los 700 mil a los 2 millones de dólares.
340 on the Park de Chicago

Ramsgate Street (Londres)

Ramsgate Street de Londres
A la hora de diseñar esta torre residencial, los arquitectos de Waugh Thistleton se plantearon cómo aprovechar la altura y la forma del edificio a la hora de sacar partido de la energía producida por el viento.

Y es que la forma aerodinámica de la torre hace que la mayor velocidad del viento se concentre en la espina dorsal del mismo.

Así, se ha decidido instalar 4 aerogeneradores verticalmente en dicha espina, que producirán aproximadamente 40.000 kW/h anualmente, el 15% de la electricidad que consuma la torre.

El edificio de 14 plantas es un proyecto todavía en planos.


Burj al-Taqa (Dubai)

Otro rascacielos ecológico que todavía no deja de ser un proyecto en papel es el Burj al-Taqa, también conocida como ‘Torre Energética’, un edificio de 68 pisos y 322 metros de altura.

La torre está diseñada para que necesite muy poca energía, y la que consuma, que provenga de fuentes renovables como la eólica y la solar. Así, por una parte se colocará un aerogenerador de 60 metros en el techo del edificio y, por la otra, se instalarán 15 mil metros cuadrados de paneles solares fotovoltaicos. La energía requerida adicional por el edificio provendrá de una isla de paneles solares de 17 mil metros cuadrados, que estará situada en el mar, muy cerca del edificio.
Igualmente, está previsto extraer hidrógeno del agua de mar -utilizando el exceso de energía de los paneles solares durante el día-, para generar energía de reserva durante la noche.
Por otra parte, el edificio se ha concebido bajo conceptos de eficiencia energética y bioclimatismo. Así, el fuerte aislamiento de las ventanas evitan que penetre el 30% menos de calor.
Para la refrigeración, habrán unas rendijas que bombearán el aire hacia fuera, gracias a la presión negativa creada por el viento que choca contra la torre. Simultáneamente se conseguirá aire fresco con el agua marina y con los aparatos de refrigeración en el sótano del edificio.
El Burj al-Taqa de Dubai

Lighthouse Tower (Dubai)

La Lighthouse Tower de Dubai
Otro proyecto futuro para la ciudad de Dubai es la construcción de ‘El Faro’, es decir, la Dubai International Financial Centre Lighthouse Tower.

Se espera que la futura torre, de 66 plantas, consuma un 65% menos de electricidad y un 40% menos de agua, gracias a la aplicación de medidas de eficiencia energética y las fuentes de energía renovales.

El centro financiero contará con 4.000 paneles solares fotovoltaicos en la fachada sur y con tres super-aerogeneradores, de 29 metros de diámetro y de 225 kW, en la parte superior.

The rotating Tower (Dubai)

La Rotating_Tower

Obra del arquitecto David Fisher, este espectacular rascacielos cambia constantemente de forma, ya que cada piso del edificio es capaz de rotas de forma separada a los demás.

La llamada arquitectura dinámica se caracteriza por las formas cambiantes, pero también por los bajos costes de producción y por la generación propia de energía limpia.

El edificio, de 59 pisos, incorpora 48 aerogeneradores, ubicados entre cada planta y paneles fotovoltaicos en el tejado, de manera que se cubre toda la demanda energética de la torre, pero además se podría suministrar energía a varios edificios más.

Por otra parte, la forma constructiva de este tipo de edificación tiene un coste menor, ya que está formada por bloques prefabricados que se van colocando de arriba a abajo. De esta forma, se reducen sustancialmente los meses y el número de personal requerido para su construcción.

Hearst Tower (Nueva York)

La torre Hearst de Nueva York
La torre Hearst, obra del arquitecto Norman Foster e inaugurada en junio de 2006, fue el primer rascacielos de Nueva York en recibir la acreditación LEED.

Con 182 metros de altura y 46 plantas, el edificio fue construido con materiales reciclados, incluso más del 90% del acero usado contenía material reciclado.
La estructura en forma de diamante del edificio fue ideada para consumir menos acero, pero consiguiendo la misma rigidez. De hecho, se calcula que se ha utilizado un 20% menos acero que con una estructura convencional, lo que equivale a 2.000 toneladas menos de este material.

En el tejado hay un sistema de recogida de aguas pluviales, la cual es usada posteriormente para el sistema de refrigeración, para una fuente ornamental y para el riego de las plantas.

Además, incorpora sensores de luz diurna para reducir el consumo de electricidad en iluminación y aprovechar la mayor cantidad de luz natural posible. Igualmente, otro tipo de sensores detecta la presencia de personas en la habitación, de manera que las luces y los ordenadores se apagan automáticamente cuando no hay nadie.

La fachada está formada por unos mil cristales especiales, que permiten que la luz traspase al interior, pero el calor no penetra.

Otras características del edificio son: sistema de climatización un 22% más eficiente, eliminación de paredes interiores para maximizar la entrada de luz natural, utilización de pinturas con pocos vapores, mobiliario hecho de materiales libres de tóxicos y uso de pegamentos de baja toxicidad.

Bank of America Tower (Nueva York)

 La futura torre del Banco de América, que estará acabada en 2008, tendrá 55 plantas y 366 de altura, convirtiéndose así en el segundo rascacielos más alto de Nueva York, después del Empire State Building.

Uno de los rasgos identificadores del proyecto es que contará con una planta de cogeneración de 4,5 MW, que cubrirá las necesidades energéticas del edificio. Pero además, la energía de la planta se aprovechará para producir hielo durante la noche, que será usado para la refrigeración durante el día.

Además, el edificio incorporará iluminación mediante lámparas de leds, recogida de aguas pluviales, detector de niveles altos de dióxido de carbono para incrementar el caudal de aire fresco, aerogeneradores y un gran filtro de aire que limpiará el aire expulsado al exterior del edificio.

En la construcción del edificio se ha utilizado hormigón, compuesto por cemento el 55%, mientas que el 45% restante es material reciclado.

El tipo de vidrio de la fachada evita pérdida de calor y aumenta la transparencia, reduciéndose así el consumo energético.
La torre del Bank of America en Nueva York

CIS Tower (Manchester)

La torre CIS de Manchester
La fachada de la torre CIS de Manchester está compuesta por placas solares fotovoltaicas, en total, 7.244 paneles que generan unos 183 MWh anuales, la energía suficiente para cubrir el consumo de una familia durante 300 años.

La torre, de 25 pisos y 120 metros de altura, está formada por 7.244 paneles solares fotovoltaicos, que son capaces de generar 183 MWh de electricidad. Con la acción de las placas fotovoltaicas, además de los 24 aerogeneradores situados en el edificio, se espera cubrir un 10% del consumo que se genere.

A nivel medioambiental, el rascacielos evitará la emisión de 104 toneladas de CO2 anuales, una cantidad que 141 árboles tardan cien años en absorber.

El rascacielos es el edificio más alto del Reino Unido situado fuera de Londres y pertenece a la compañía de seguros CIS. El edificio, que ha tenido un coste de 5,5 millones de libras, se empezó a construir en noviembre de 2004 y ya está en funcionamiento. 

Pearl River Tower (Guangzhou)


 
La Pearl River Tower en China

En la ciudad china de Guangzhou se está construyendo este rascacielos, pensado para captar la fuerza del viento y generar energía eólica. Diseñado bajo el concepto de ser como un ala gigante, la torre tendrá unos aerogeneradores en el interior y el viento se colará por dos túneles, evitando así que la fuerza del viento impacte contra la estructura.
 
Igualmente, el edificio tendrá urinarios sin agua, control de la iluminación, una instalación geotérmica y placas fotovoltaicas.

La torre, de 71 pisos y 309 metros, estará listo para 2009 y potencialmente podrá generar más energía de la que consuma.

Bahrain World Trade Center

Bahrain World Trade Center Detalle del BWTC
 

El Bahrain World Trade Center es el primer edificio que integra la energía eólica en su estructura. Concretamente, se trata de 3 aerogeneradores de 30 metros de diámetro, estratégicamente ubicados, ya que aprovecha la aerodinámica del edificio y las brisas del golfo. Está previsto que los aerogeneradores produzcan de 1100 a 1300 MW/hora de electricidad al año, entre el 10 y el 15% de las energía eléctrica requerida por el edificio.

El fastuoso World Trade Center está ubicado en la ciudad de Manama (Reino de Bahrain), a orillas del Golfo de Arabia. Se trata de un centro comercial y de oficinas, formado por 2 torres, de 50 plantas y 240 metros de altura, que están unidas por los 3 aerogeneradores, inspirándose así en las torres de viento árabes.

El edificio está casi listo y se espera que pueda abrirse a finales de 2007.

Aquarius Tower (Atlanta)

En el centro de la capital del estado de Giorgia, se alzará muy pronto la Aquarius Tower, de 38 pisos de altura. Como la mayoría de los anteriores, el edificio incorpora turbinas de viento y paneles solares fotovoltaicas para generar electricidad.

Además, se utilizarán materiales reciclados para su construcción, así como dispositivos térmicos de alta eficiencia. Está previsto que el edificio esté listo para finales de 2009. 
La Aquarius Tower de Atlanta
 

Actualizado: 20 julio 2007

 

38603 lecturas |  Imprimir  |  Enviar