El sabio no dice todo lo que piensa, pero siempre piensa todo lo que dice. Aristóteles (384 a.C.-322 a.C.). Filósofo griego.

« Volver

News Soliclima   12/06/2006 - 18:46h

Biocombustibles, el negocio del futuro

 

 
 

La primera semana de mayo, las acciones de Pacific Ethanol Inc., una compañía de Fresno, California, especializada en la fabricación de combustible alternativo de origen orgánico, se dispararon tras difundirse la noticia de que Bill Gates y Paul Allen, los confundadores de Microsoft, habían adquirido una importante participación en la compañía, que triplicó su valor en Bolsa el primer trimestre de este año.

Por su parte, Richard Branson, propietario de la aerolínea británica Virgin, ha creado una nueva compañía, Virgin Fuels, que invertirá 400 millones de dólares en los próximos tres años en plantas de etanol, un alcohol etílico de alto octanaje y combustión limpia. En Alemania tres nuevas plantas de etanol de cebada producirán 500.000 toneladas anuales, el triple que el volumen actual. En España, Abengoa se ha revalorizado más de un 100% este año gracias a su posición como primer productor europeo y quinto mundial de etanol, con un volumen de 260.000 toneladas anuales que aumentará pronto en otras 160.000. Ese grupo andaluz tiene cuatro fábricas en EEUU y acaba de firmar un acuerdo con Cepsa para construir una planta de biodiésel, una mezcla de gasóleo y aceites vegetales. En conjunto, los planes empresariales españoles en marcha contemplan inversiones superiores a los 600 millones de euros en esos combustibles.

el mercado de los biocombustibles

Sustituir al petróleo

Todo ello no es casual: con los actuales precios del petróleo, los carburantes de origen orgánico se han convertido en los combustibles con mayores posibilidades de ofrecer una alternativa viable al petróleo en un plazo previsible, como de hecho ya lo son en Brasil, donde el 70% de los nuevos vehículos vendidos tienen un motor híbrido capaz de consumir una mezcla del 85% de etanol de caña de azúcar y 15% de gasolina (E85).

Hoy, hasta el etanol europeo, tres veces más caro que el brasileño, es más barato que el petróleo. Con los avances en biotecnología se podrá producir comercialmente etanol de celulosa, proveniente de casi cualquier tipo de desecho vegetal. Abengoa, por ejemplo con un contrato de la UE, está estudiando cómo fabricar etanol a partir de la paja.

En EEUU, una reciente ley energética garantizará por medio de subsidios, que rondarán los 3.000 millones de dólares anuales, la producción de vehículos híbridos y energías renovables, lo que se espera contribuirá a crear un mercado para al menos 7.500 millones de galones de biocarburantes para 1012, el doble de la cantidad actual. En su mensaje actual al Congreso, el pasado febrero, el presidente George W. Busch dijo que esperaba que en seis años EEUU podría contar con una amplia producción comercial de 'etanol de celulosa'.

Según la Renewable Fuels Association, hoy en existen en el EEUU 95 plantas que producen etano, 9 de las cuales están ampliando, mientras que se están construyendo otras 34 y planificando 150 más. Mientras que una planta de etanol con capacidad para producir 50 millones de galones anuales cuesta unos 75 millones de dólares, una refinería de gasolina no baja de 1.000 millones de dólares.

El año pasado, EEUU consumió 4.000 millones de galones de etanol, una cifra casi ridícula frente a los 140.000 millones de galones que consumió de gasolina. Pero los analistas del sector creen que mientras el precio de la gaslina siga alto y el del maíz, el grano del que proviene la mayor parte del etanol que se produce en el país, barato, las destilerías de etanol serán una máquina de hacer dinero. Con los actuales costes de 2.75 dólares por galón, el margen de beneficio por un galón de etanol es hoy de un dólar.

En diversas partes del mundo se está experimentando con todo tipode aceites vegetales -de palma aceitera, de semillas de soja o giralsol entre otros- capaces de alimentar motores diésel, que no pueden consumir etanol. China ya ha construido la mayor planta del mundo para la fabricación de etanol y planea aún otra más grande. Alemania, el mayor productor mundial de biodiélsel, está aumentando su producción en un 40-50% anual, mientras que Francia quire triplicar en 2008 las de biodiésel y bioetanol. Y Gran Bretaña está construyendo la mayor planta de etanol de Europa. Incluso si se les resta el valor de los subsidios a la producción, los biocarburantes son hoy más baratos que el petróleo... y lo seguirán siendo a largo plazo, porque todo el mundo parece estar de acuerdo en que la era del petróleo barato ya se ha terminado para siempre.

Geopolítica y ecología

Debido a que los biocarburantes se obtienen de plantas que extraen carbono de la atmósfera, su combustión elimina una de las principales fuentes de los gases que contribuyen al calentamiento global. Cualquiera que sea la fuente de la que se obtenga, la combustión del etanol reduce las emisiones de dióxido de carbono en más de un 80% en relación a la gasolina, al mismo tiempo que elimina por completo las de dióxido de sulfuro, el causante de las lluvias ácidas.

Y algo no menos importante: es un combustible que puede producirse masivamente en las inmensas y ultraproductivas praderas del Medio Oeste de EEUU, no en Oriente Medio, donde los ingresos del petróleo nutren las arcas de países poco recomendables. Un ex director de la CIA, James Woolsey, sostiene que el desarrollo de los biocarburantes es vital para la seguridad nacional de EEUU: 'La dependencia energética es nuestro talón de Aquiles económico, medioambiental y de seguridad'.

Daniel Yergin, uno de los mayores expertos mundiales en asuntos energéticos y ganador del premio Pulitzer por una célebre historia de la industria petrolera, asegura: 'la definición misma de los combustibles se irá ampliando a medida que pasemos de la era de los hidrocarburos a la de los carbohidratos'. Según Richard Wagoner, presidente de General Motors, 'lo mejor que se puede hacer en los próximos cinco años para enfrentar nuestros desafíos energéticos es impulsar el uso del etanol'. Sin embargo, la conversión será una operación de considerable envergadura: las inversiones sólo se podrán rentabilizar si se produce una convergencia entre petroleras, redes de distribución, estaciones de servicio y fabricantes de automóviles, como de hecho ha ocurrido en Brasil. Pero ésa ha sido una de las 'bendiciones ocultas' de la subida de los precios del petróleo: a 50 dólares el barril de crudo, la producción de 1.3 unidades de energía producida por el etanol requería en EEUU una unidad de combustibles fósiles. Incluso en Brasil, esa proporción era en los años 80 de 1.2 - 1. pero a 70 dólares el barril, esa proporción es de 3 - 1 en Brasil.

¿ Biodiésel o etanol ?

El biodiésel está teniendo un mayor desarrollo en Europa debido a que gran parte de su parque automovilístico ya es diésel. En Alemania, donde más del 50% de los vehículos tienen ese tipo de motores la venta de biodiésel puro está exenta de impuestos a los combustibles: por 'biolitros', la exención es de 47 céntimos de euro, 40 céntimos en Italia, 33 en Francia y de 29 céntimos en España y Gran Bretaña. En Alemania, donde sólo el 10% de las estaciones de servicios expenden biodiésel debido a la hostilidad de las compañías petroleras, su precio es de 12 céntimos más barato que el diésel estándar.

La energía del biodiésel es sólo un 5% inferior a la de la gasolina y se puede fabricar a partir de grasas animales, aceite vegetal usado, azúcar, granos y otros materiales orgánicos. De hecho, un motor diésel puede funcionar con aceite de cocina hasta que, inevitablemente, sus filtros se atascan. En Europa se usa mayormente el B5, es decir, biodiésel con un 5% de biodiésel de aceite de colza. Pero la proporción puede ser mucho más alta: hasta un 100% en algún tipo de motores.

Al ritmo de crecimiento actual, España no tendrá problemas para cumplir en 2010 la directiva comunitaria que exige que ese año exista una prticipación del 5.8% de productos bio en el consumo energético; actualmente, ese porcentaje es del 0.9%. Los proyectos conjuntos de Repsol y Acciona, que destinarán 300 millones de euros a seis nuevas plantas de biocarburantes, supondrán multiplicar por diez la producción de todo el sector en 2005. Pero aún hay muchos obstáculos que superar. En España, donde la ley exige que los biocarburantes no superen el 10% de la mezcla con los combustibles fósiles, menos de 200 de las 8.000 estaciones de servicio existentes cuentan con surtidores de biocarburantes.

En EEUU se apuesta por el etanol por el claro predominio de los motores de gasolina: por sus carreteras circula ya más de cinco millones de automóviles equipados con motores capaces de consumir E85, si bien son un 30% menos eficientes en kilometraje que los de gasolina. Aunque una gran parte de sus coches pueen aceptar una mezcla del 10% de etanol, por ahora ese combustible sólo resprensenta el 3% del consumo de petróleo de ese país, a pesar de que su producción recibe un subsidio de 51 centavos de dólar por galón (10.5 céntimos de euro por litro).

De hecho, el etanol ya es más barato que el petróleo en EEUU incluso si se le resta el valor de los subsidios. Por otra parte, un automóvil preparado para su consumo apenas cuesta unos 200 dólares más que uno normal, básicamente porque sus componentes tienen que ser más resistentes al efecto corrosivo del etanol. En Montana, Hawai, y Minnesota, todos los productos del petróleo deben contener al menos 10% de etanol.

La producción estadounidense, en 84 plantas, fue de 4.400 millones de galones de etanol en 2005, frente a los 3.400 del año anterior.

Gigantes de la agroindustria norteamericana como Cargill y Archer Daniels Midlan (ADN), que ya produce 1.000 millones de galones de etanol anuales, están invirtiendo 2.600 millones de dólares en nuevas plantas de etanol de maíz. Aunque ese producto representa sólo un 5% de las ventas de ADM, de 36.000 millones de dólares anuales, los analistas creen que general el 23% de sus beneficios operativos.

Etanol de celulosa

Lo más importante de todo es que esos esfuerzos contribuyen a desarrollar una industria que eventualmente producirá biocarburantes cada vez más baratos y menos contaminantes, como el etanol de celulosa, que se fabrica utilizando potentes catalizadores químicosy enzimas eficientes para acelerar el proceso de fermentación. Royal Ductch Shell y la canadiense Iogen, en la que Goldman Sachs ha comprado una participación de 26.8 millones de dólares, abrirán en Ottawa en 2009 la primera planta comercial que empleará madera, mazorcas de maíz y pastos para producir etanol de celulosa.

DuPont y Genencor, una compañía de biotecnología de Palo Alto, California, están desarrollando mejores catalizadores químicos y granos transgénicos capaces de producir etanol concentrado, un paso decisivo para que la industria deje de utlizar maiz, una cosecha de la que la producción de etanol consume ya el 14% en EEUU.

Genencor asegura que sus enzimas ya han reducido el coste de la producción de un agalón de etanol de celulosa de 5 dólares a 20 centavos en los últimos cinco años. Ahora todo depende de que las destiladoras y refinerías puedan aplicar esos avanzces técnicos a la producción comercial masiva.

Dado que la celulosa es el carbohidrato que compone las membranas externas de las células vegetales, el desafío consiste en convertir la celulosa en azúcares, liberando así la energía de su biomasa, y luego cultivar nuevos microorganismos y bacterias que puedan desarrollarse en esa combinación inusual de azúcares y sustancias químicas vegetales para finalmente producir etanol. Y todo ello de manera rápica, eficiente y barata, algo que Greg Stephanopolous, científico del Instituto Tecnológico de Massachusets, cree que requrirá al menos diez años en investigaciones.

Pero cuando ello se logre, las ventajas serán múltiples: no sólo la celulosa es abundante en todo el mundo, sino que además el etanol que se obtiene de ella es limpio ypuede alimentar un motor de manera tan eficaz como la gasolina. El departamento de Energía de EEUU, que financia el I+D en ese campo, cree que dentro de 20 aós más, el precio de un galón de etanol de celulosa podría ser de 80 centavos de dólar actuales, frente a los 3 que cuesta hoy el de gasolina en EEUU.

Cosechas para biocarburantes

El gobernador de Montana, Brian Schweitzer, cree que un plazo no muy largo, EEUU podrá emplear los millones de hectáreas que hoy dedica a cultivar trigo, maíz y soja en cosechas que podrán utilizarse en biocarburantes, cuya producción podría alcanzar los 100.000 millones de galones en 2050. Según diversas estimaciones, unaproducción de 1.300 millones de toneladas de biomasa anuales podría producir etanol de celulosa suficiente para reemplazar un 30% de los combustibles fósiles que el país necesitará en 2030, frente al 2% de hoy.

Los 'lobbies' de las petroleras

Sin embargo, en un país donde las grandes multinacionales del petróleo como Exxon Mobil o Chevron tienen una enorme ascendencia política en Washington debido a sus generosas aportaciones a las campañas electorales, nada puede darse por seguro. En importantes medios de prensa aparecen con frecuencia artículos de especialistas que critican al etanol por ser una fuente de energía contaminante y poco eficiente que crea serios problemas de distribución y aumenta el precio de la gasolina. Pero si el presidente más vinculado a la industra petrolera de la historia de EEUU dice que ya es hora de darle una oportunidad a los combustibles alternativos, es que se ha alcanzado un consenso social muy amplio a favor de las ener´gias alternativas y en el que participan Wall Street, la industria automotriz, las organizaciones ecologistas, las de agricultores y los politicos. Incluso el muy cauto departamento de Energía predice que el etanol podría reducir en un 30% el consumo de gasolina en el país hacia el año 2030.

Fuente: Dinero, 1 de junio de 2006

 
 

4695 lecturas |  Imprimir  |  Enviar