El secreto de la felicidad no es hacer siempre lo que se quiere sino querer siempre lo que se hace. Leon Tolstoi (1828-1910). Escritor ruso.

« Volver

News Soliclima   22/09/2005 - 18:13h

La etiqueta energética

 

 
A la hora de comprar un coche siempre tenemos muy en cuenta su consumo, pero eso es algo que casi no nos planteamos cuando compramos un electrodomestico. Y conviene recordar que el gasto del consumo de un electrodoméstico llega a ser, a lo largo de su vida útil, mucho más elevado que el precio que hemos pagado por él originalmente, por lo que quizás nos compense pagar un poco más por disfrutar de un aparato más eficiente.



Para poder diferenciar los aparatos eléctricos según su eficiencia, se ha creado la etiqueta energética, consistente en dos columnas:

  • 1.- en una aparece una letra con un color. La A –siempre verde-, es la letra que designa la mayor eficiencia, mientras que una G – siempre de color rojo-, indica un aparato derrochador de energía.
  • 2.- En la otra columna aparecen informaciones complementarias sobre las características técnicas y consumo del aparato, que pueden variar en función del tipo de función que tenga. Por ejemplo, pueden ser los Kwh que consume por ciclo de lavado. Frecuentemente ésta es la única columna que aparece, lo que puede conducir a malentendidos al consumidor.

La etiqueta es de uso obligado en neveras, congeladores, lavadoras, lavavajillas, aire acondicionado, hornos y secadoras.

 
 
 

3772 lecturas |  Imprimir  |  Enviar