La victoria fue siempre para quien jamás duda. Annibal Barca (siglo II a.C.). General cartaginés.

« Volver

News Soliclima   23/11/2006 - 20:19h

Tratamiento de aguas residuales

 

 
 
Tratamiento de aguas residuales o negras

La FAO recomienda el uso para riego de aguas residuales tratadas debido a las diferentes ventajas que presenta. Esquema de una intalación.

Mediante el sistema AquaChamp no es necesario sustituir la fosa por una depuradora, pues todos los dispositivos necesarios para la depuración se encuentran dentro de una carcasa monobloque poco mayor que una mochila escolar, adaptable a cualquier fosa séptica, con el consiguiente ahorro de costes.
En ocho horas, la instalación obtiene un 99% de limpieza del agua tratada, gracias al sistema de depuración biológica, siendo perfectamente factible utilizarla para usos en los que no se requiere agua potable, como regar el jardín.

La tecnología de AquaChamp es alemana, y su empresa fabricante dispone de un departamento propio de investigación, que colabora con las universidades de mayor renombre, entre ellas la Universidad de Ciencias Aplicadas de Bochum. Cada uno de los aparatos es sometido a controles de calidad sistemáticos antes de ser puestos en el mercado. Algunas de sus características:

  • no produce olores desagradables
  • contaminación acústica mínima
  • control totalmente automático de toda la instalación
  • botella de muestras fácilmente extraíble
  • ahorro energético mediante modo de standby

Funcionamiento del sistema de reciclado

Primera cámara

  • la primera función de esta cámara es la de depósito del agua evacuada de la vivienda.
  • proceso de decantación mecánica, es decir, de separación por diferencia de densidades de dos sustancias, con lo cual se depositan en el fondo las materias más gruesas.

Segunda cámara

  • esta segunda cámara también asume las funciones de la primera.
  • además, recibe el fango remanente, resultante del proceso de tratamiento que transcurre en la tercera cámara.

Tercera cámara

Aquí se produce el tratamiento biológico propiamente dicho, mediante la activación de fangos, que se produce en tres fases.

  • Inyección: en la primera, durante seis horas un inyector de aire sumergido activa el fango y éste circula, activando los microorganismos. Se recogen las partículas contaminantes en suspensión de las aguas residuales –fango remanente-, que retorna a la segunda cámara mediante bombeo.
  • Sedimentación: en la segunda, se desconecta la inyección de aire durante dos horas y el fango que se encuentra en esta cámara se sedimenta en el fondo. Se trata de nuevo de un proceso de decantación, en la que el agua depurada forma una capa en la parte superior.
  • Bombeo: en la tercera fase, se extrae esta capa de agua ya depurada mediante una bomba y se vuelve a comenzar un nuevo ciclo de ocho horas con con sus correspondientes fases de inyección y sedimentación.

Elementos de la instalación

Los componentes que se requieren para el tratamiento biológico (inyector de aire y bombas) se han dispuesto dentro de una carcasa, de tal forma que la instalación se compone de una unidad llamada Aqua-Champ® -poco más grande que una mochila-que se coloca en la fosa séptica. En caso de que su fosa no cumpla con el DIN 4034, nosotros mismos le podemos proporcionar un depósito de esas características.

Riego con aguas residuales tratadas

La FAO asegura que este tipo de riego tiene una potencialidad enorme, y asegura que, al contrario de lo que pueda parecer, el uso de este tipo de aguas no conlleva peligros de salud pública, siempre y cuando sean convenientemente tratadas -tal y como lo son con nuestros sistemas de depuración-, puesto que sólo se mantienen en el agua elementos minerales que son fertilizantes naturales, tales como nitrógeno, fósforo y potasio. Una ventaja adicional para el medio ambiente es que, al ser absorbidos por estas plantas, se evitarán los problemas que conllevan estas concentraciones de minerales cuando son vertidos indiscriminadamente en ríos y mares (proliferación de algas y desaparición de especies sensibles).
» Información de la FAO

 
 

27823 lecturas |  Imprimir  |  Enviar