Las palabras elegantes no son sinceras; las palabras sinceras no son elegantes. Lao-tsé (570 a.C.-490 a.C.). Filósofo chino.

« Volver

News Soliclima   22/09/2005 - 17:23h

La instalación fotovoltaica autónoma: en qué consiste

 

 

La energía solar fotovoltaica genera una electricidad que puede ser vendida a la red eléctrica, pero que también puede alimentar aparatos eléctricos allí donde no llega la red eléctrica -zonas rurales aisladas, zonas montañosas- y es especialmente útil para usos agrícolas o viviendas aisladas.

Instalación fotovoltaica autoconsumo Instalación fotovoltaica autoconsumo
Paneles fotovoltaicos en instalación autónoma Baterías estacionarias

 

 

¿ Hacerse independiente de la compañía eléctrica ?

Muchos de nuestros clientes se interesan por una instalación de este tipo con la intención de hacerse independientes de la compañía eléctrica, pero debemos manifestar como profesionales del sector, que en las actuales circunstancias del mercado, y teniendo en cuenta además de los costes, la comodidad de uso y mantenimiento, debemos desaconsejar la instalación de un sistema fotovoltaico para autoconsumo en el caso de viviendas que ya disponen de conexión a la red eléctrica, bien sean edificios unifamiliares, bien sean pisos en bloques de viviendas.

Vamos a desglosar dos motivos principales:

Costes de instalación: resultan demasiado elevados para que compense económicamente cuando ya existe una conexión a red, ya que estamos hablando de un proyecto de ingeniería de mediana complejidad, y a eso hay que añadirle los diferentes dispositivos necesarios para su correcto funcionamiento. Estos costes, sin embargo, sí que compensan cuando no es posible una conexión a red, o la compañía eléctrica exige el pago del cableado entre transformador y lugar de uso –lo que asciende normalmente a varios miles de euros–.

Comodidad: el uso de una solución de estas características dista bastante de ser cómodo. La elección de los diferentes dispositivos que conforman el sistema se halla en función de diferentes variables, como por ejemplo el consumo medio para el que se calcula, de forma que si de repente se cambia la nevera de butano por una eléctrica, algunos de los componentes del sistema no tendrían suficiente capacidad para la nueva demanda de potencia. Esto implica que los criterios de una vivienda de este tipo tienen que basarse en la eficiencia energética más estricta.
Otra explicación es que, además de los paneles fotovoltaicos, etc, resulta necesaria otra fuente de energía auxiliar, un grupo generador a gasóleo que inyecte electricidad en la batería cuando ésta se encuentra en su límite mínimo y la generación fotovoltaica se encuentra aún inactiva –generalmente por la noche.

Lo que sí recomendamos en el caso de que comunidades de vecinos de bloques de viviendas o propietarios de viviendas unifamliares se interesen por la energía solar fotovoltaica, es aprovechar el tejado para instalar módulos fotovoltaicos y vender esta electricidad a la compañía eléctrica. Eso sí, deberán darse de alta en el impuesto de actividades económicas, declarar el IVA y declarar todo esto en el IRPF. Sólo existen dos limitaciones:

  • El tejado debe ser propietario del titular de la instalación, por eso remarcamos que, en el caso de bloques, es la comunidad de vecinos al completo y tras una decisión unánime, quien tiene potestad para solicitar una instalación de este tipo. Queda descartada la instalación para un solo piso.
  • Límite de potencia pico: es necesario consultar con la compañía eléctrica cuál es el límite máximo de potencia que puede inyectarse en ese tramo de red.

Una vez dicho esto, enumeraremos cuales son los usos realmente útiles de la energía solar fotovoltaica autónoma: principalmenteviviendas unifamiliares aisladas en zonas rurales, sean de uso continuo o de fin de semana, instalaciones agrícolas que requieran poner en marcha aparatos eléctricos, tales como bombas hidraúlicas, y en fín, todos aquellos casos en los que sea necesario el uso de electricidad en zonas no urbanizadas.


Cabe destacar que en ocasiones suele ser interesante la combinación de paneles fotovoltaicos con aerogeneradores eólicos o sistema minihidraúlico, según las circunstancias. Es especialmente aconsejable el primer caso, ya que la energía eólica y la fotovoltaica se complementan debido a que lo que son condiciones climatológicas adversas para una, suelen ser positivas para la otra.

Elaboración del proyecto: lo que hay que tener en cuenta

Como ya hemos comentado anteriormente, la instalación requiere de una serie de cálculos previos necesarios para saber qué tipo de dispositivos y aparatos son los óptimos para ese proyecto concreto. El factor determinante a tener en cuenta es el consumo previsto.

Por eso, es de vital importancia decidir –en caso de que aún no este previsto- y enumerar detalladamente, con datos exactos de número, potencias, tipología, etiqueta energética, etc, los aparatos para cuya alimentación se prepara el proyecto. Por ejemplo, 6 bombillas de bajo consumo etiqueta A de 40 Wattios.

También es importante para el dimensionado calcular un consumo medio de horas al día, por ejemplo, 2 horas de televisión al día, e incluso la regularidad con la que se consumirá, pues no es lo mismo consumir regularmente cada día que concentrar el consumo los fines de semana,.

Cualquier variación importante en estos parámetros una vez en funcionamiento la instalación, por ejemplo añadir una lavadora con la que no se había contado, puede suponer que la instalación no consiga cubrir bien el consumo y presente problemas a nivel técnico.

Elementos de la instalación

Placas solares

placas solares La energía solar se encuentra almacenada en los fotones.
Las placas o módulos solares fotovoltaicos usan ciertos materiales semiconductores, como el silicio, que absorven los fotones y los convierten en una corriente continua de electrones, es decir, en electricidad . Esta electricidad va siendo recogida a lo largo de la placa mediante hilos metálicos que al final la conducen hacia los cables que llevan hasta el ondulador.



Ondulador, convertidor o inversor

ondulador o inversor Aparato encargado de la conversión de la corriente continua producida por el campo fotovoltaico en corriente alterna de onda seinoidal, que es la única utilizable en la alimentación de los electrodomésticos convencionales. Suele ser el encargado de poner en marcha el grupo generador.



Baterías

baterias estacionarias Lo usual no es que la corriente sea usada en el momento de generarse, por lo que es necesario inyectarla en baterías para que se encuentre disponible cuando resulte necesaria, generalmente por la noche. Es lo que ocurre en instalaciones fotovoltaicas en viviendas unifamiliares, o en circunstancias en las que existe más demanda de potencia de la que dan las placas. La inmensa mayoría de las baterías son de plomo-ácido, es decir, están formadas por unos electrodos de plomo inmersos en una solución electrolítica ( agua con ácido sulfúrico ). De entre éstas, existen dos tipos de baterías principalmente:
  • monobloque, similares a las de un automóvil. Son más económicas pero tienen un mantenimiento más complejo, y una menor duración.Conectándolas en paralelo, se pueden obtener intensidades variadas.
  • estacionarias, que resultan más apropiadas para estos sistemas ya que su durabilidad es mayor, aparte de que ofrecen mayor versatilidad. Se pueden conectar en serie, con lo cual se obtienen voltajes diversos -6, 12, 24, 48 Voltios…

Es siempre necesario recargar la batería antes de que llegue al 80% de descarga, ya que se estropea en caso contrario.

Regulador de carga

regulador de carga Controla la entrada de electricidad en la batería, protegiéndola contra sobrecargas o bajadas de tensión, que puede dañarla. Los modelos más avanzados tienen capacidad de poner en marcha el generador para producir electricidad cuando la batería corre riesgo de descarga total, que también la estropearía.



Grupo electrógeno

grupo electrogeno Como grupo auxiliar de la instalación se emplea un grupo electrógeno a gasóleo, que se encarga de generar electricidad ante falta de radiación solar y desgaste de la batería. Ocasionalmente no existe grupo auxiliar, especialmente en zonas donde la generación fotovoltaica es la única fuente de energía posible, por ejemplo, en países en vías de desarrollo. En este caso, se corre el riesgo de no disponer de electricidad en condiciones metereológicas desafavorables – varios días nublados.

 

Subvenciones

Existen diferentes tipos de subvenciones, a nivel estatal, autonómico e incluso municipal, según la normativa de que disponga la población.

A continuación encontrán una serie de links con más información sobre estas subvenciones: Subvenciones otorgadas por el IDAE -Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía- en colaboración con el ICO. A nivel estatal

Subvenciones dentro de la Comunidad Catalana

Próximamente iremos ampliando esta sección con toda la documentación que llegue a nuestras manos. Estamos trabajando duro para ofrecérsela.

Mantenimiento

Una instalación fotovoltaica bien dimensionada no da problemas, y su único mantenimiento consiste en la revisión regular de los aparatos según las indicaciones del fabricante. Las averías, en caso de correcto uso, son muy infrecuentes, y las condiciones meterológicas normales -tormentas, granizo de dimensiones usuales- tampoco les afectan.

 
 

15043 lecturas |  Imprimir  |  Enviar