El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños. Eleanor Roosevelt (1884-1962). Defensora de los derechos sociales
15/12/2009 - 12:32h

Continúa la serie de calculadoras de Soliclima

Soliclima ha lanzado ya una calculadora que muestra una aproximación de los años que necesita una caldera de pellets para amortizar su sobrecoste frente a una de gasóleo. 


 

Debido al interés que hemos visto que suscita, y aceptando críticas constructivas que hemos recibido de nuestros lectores, hemos decidido mejorarla y aprovechar esas mejoras para calculadoras posteriores.
 
Una de las mejoras que hemos introducido, ha sido ofrecer una solución de diferentes combustibles de biomasa, que disponen de diferentes poderes caloríficos, para que sea posible también comparar estas diferentes posibilidades.
 
En la nueva versión, no es necesario que el usuario sepa qué potencia de caldera necesita, pues nosotros mismos realizamos el cálculo en base a criterios diferentes, tales como la localización geográfica, la altitud, el tipo de vivienda y la superficie de la misma.
 
Próximamente, saldrán a la luz otras calculadoras que analizarán, por ejemplo, las diferencias de costes entre el uso de radiadores eléctricos de bajo consumo y bombas de calor.

Metodología aplicada

A continuación, vamos a explicar brevemente cuál ha sido la metodología aplicada en la creación de nuestra calculadora.

Lo primero que cabe subrayar es que se trata de una generalización, de un modelo, y no de un estudio de ingeniería. Es sólo una herramienta creada con la intención de que un usuario final que carece de conocimientos técnicos pueda constatar cuántos años puede tardar en amortizar el mayor precio que tiene una caldera de biomasa. Los cálculos de consumos, etc son aproximados, y están en función de parámetros que van más allá de cualquier generalización, como por ejemplo, los materiales con los que está construído el edificio, cuántas ventanas tiene, hacia dónde está orientado, las temperaturas medias, mínimas y máximas a lo largo del año, etc.
 
Para realizar un cálculo exacto de costes y consumos, sería necesario tener en cuenta todos estos parámetros, es decir, analizar cada caso concreto. Consideramos que con los datos tenidos en cuenta, un usuario que se esté planteando la posibilidad de decidirse por una caldera de biomasa podrá ver fácilmente que a pesar del precio que tiene, le compensa económicamente invertir su dinero en una, independientemente de que sus datos reales puedan sufrir algunas variaciones sobre nuestra simulación.

En aras a la comodidad y a la divulgación del mundo de las renovables, hemos simplificado todos estos parámetros hasta donde hemos podido, intentando no perder una mínima veracidad en los resultados.

Dado que los precios pueden variar rápidamente, en función de ciertas circunstancias como puede ser la situación política internacional, hemos considerado conveniente ofrecer la posibilidad de que el usuario introduzca por sí mismo un precio actualizado. La forma de cálculo del aumento del precio es el de un 4% para los pellets y un 11% para el gasóleo. Hemos calculado el primer dato a partir de un índice algo superior al IPC, dado que los combustibles suelen subir más que la media. El petróleo ya ha sobrepasado su pico de producción, e incluso desde la Agencia Internacional de la Energía se anuncia ya que puede haber problemas de suministro en unos años. Nosotros no hemos tenido en cuenta esa contingencia al calcular la previsión de subida del gasóleo, pues hemos aplicado únicamente una mediana de la subida de los precios basada en precios pasados. Es de prever que la subida sea mayor que este porcentaje durante los próximos años. Por eso ofrecemos los datos en campos que pueden modificarse.

Los rendimientos de las calderas son importantes, porque dadas las mismas condiciones, el consumo es más elevado, y por lo tanto los costes también son más altos, en aquellas calderas de rendimientos inferiores.

El tipo de combustible también es importante, dado que no todos producen la misma cantidad de calor. Es decir, dadas las mismas condiciones, es necesaria una cantidad más elevada de material si éste es leña de eucalipto que si es, por ejemplo, leña de encina.

Es importante tener en cuenta también la altitud donde se encuentra situada la instalación, dado que lugares muy cercanos entre sí pueden tener climas muy diferentes en función de si se encuentran a nivel de mar o en la montaña. Con este objetivo, hemos tomado como referencia los rangos de altitud que ofrece el Código Técnico de la Edificación para realizar los cálculos de la demanda de calefacción, por lo cual a veces es posible encontrar saltos un tanto bruscos de demanda si variamos la altitud en unos metros.

Otra variable a tener en cuenta, son naturalmente, y esto es de fácil comprensión, la superficie que tiene el edificio y si éste es una casa unifamiliar -normalmente a cuatro vientos- o si se trata de un piso, que está más protegido y más aislado de los elementos meteorológicos, con lo cual consume menos a igual cantidad de m2.

Podrán encontrar nuestras calculadoras en Calculadoras de ahorro de energía

3427 lecturas |  Añadir comentario  |  Imprimir |  Enviar

Noticias

Encuesta

¿Cuando lees las noticias?
Por la mañana, entre las 7 y las 12 del mediodia
Entre las 12 del mediodia y las 4 de la tarde
Por la tarde, entre las 4 y las 8
De noche, entre las 8 y las 12
De madrugada
Ninguna de las anteriores
» Ver más encuestas

Login

Usuario:       
Clave:
No estoy registrado

Boletín electrónico

e-mail
¿qué es el boletín?