Una palabra hiere más profundamente que una espada. Robert Burton (1577-1640). Escritor y clérigo inglés.
22/02/2008 - 15:00h

Las ONG africanas desconfían de la «revolución verde» de los biocombustibles

Pradera.La preocupación se está extendiendo poco a poco entre los científicos y las organizaciones de la sociedad civil africana, que temen que la revolución del biocombustible traerá más inseguridad alimentaria, aumento del precio de los alimentos y hambre en el continente. Una petición que solicita una "moratoria de los nuevos desarrollos de agrocombustible en África" ha sido firmada hasta la fecha por más de 30 ONGs de todo el continente.

Los biocarburantes ya han revolucionado la agricultura en EEUU, Brasil y partes de Asia, y si los compromisos energéticos de la UE están a la altura, en breve lo harán en Europa. Ahora, los inversores extranjeros hacen cola en las oficinas gubernamentales de África para grandes proyectos de biocarburantes en este fértil continente, que promete una nueva "revolución verde", una mayor independencia del mercado del petróleo, e incluso posibilidades de exportación de combustible.

Y tienen éxito. Tanto éxito que los firmantes temen un rápido efecto negativo en la seguridad alimentaria de África, ya en peligro por el aumento de los precios mundiales de los alimentos básicos. "Los inversores se apresuran a privatizar nuestras tierras para sus plantaciones, mientras que nuestros gobiernos voluntariamente asignan millones de hectáreas del 70% de las tierras africanas que son aún propiedad comunal", advierte la petición.

La "Jatropha" está siendo promocionada como uno de los nuevos cultivos milagro a disposición de los pequeños agricultores africanos para producir combustible, y su repercusión ya se deja sentir en el continente.

En Tanzania, miles de agricultores que cultivan arroz y maíz están siendo ya expulsados de áreas de tierra fértil con buen acceso al agua para establecer plantaciones de caña de azúcar y jatropha para biocombustible en tierras recientemente privatizadas. Se están despejando algunas aldeas, pero se ha dado una compensación mínima a las familias y ninguna oportunidad para contrarrestar su pérdida de tierras, comunidades y forma de vida, según los activistas.

Millones de hectáreas en Etiopía han sido identificadas como adecuadas para la producción de biocombustible y muchas compañías extranjeras han recibido ya tierras de cultivos ya existentes, bosques y áreas vírgenes. Ni siquiera las áreas protegidas están a salvo de la extensión de los biocombustibles. A un inversor europeo se le ha concedido 13.000 hectáreas de tierras en el estado de Oromia, de la que el 87% conforma el Santuario de Elefantes de Babile, hogar de grupos de elefantes en peligro de extinción.

En Zambia, el cultivo de la jatropha está en auge sin privatizaciones. Los inversores extranjeros están concluyendo contratos de 30 años de duración con muchos cultivadores externos. Los activistas temen que los cultivadores hayan sido engañados: "En virtud de esos contratos se transfiere el control sobre la producción de la granja a la compañía, mediante un sistema de préstamos, numerosas cargas extras, servicios de pago y precios determinados por la compañía. Bajo tal sistema de dependencia, es muy probable que los agricultores aumenten su endeudamiento para con la compañía, hasta que se vean obligados a entregar sus tierras".

En África Oriental, la locura de los agrocombustibles también está ganando velocidad. La jatropha ya se está cultivando en Togo, Ghana, Senegal, Malí, Costa de Marfil y Níger. El presidente de Senegal, Abdoulaye Wade, se ha entusiasmado con una "revolución de los biocombustibles" africana y ha puesto a los cultivos para combustibles en el lugar central de un programa de renovación de la agricultura de su país. En Ghana, una compañía está planeando plantar un millón de hectáreas de jatropha con apoyo del gobierno, mientras que en Benin otra empresa ha obtenido autorización para plantar un cuarto de millón de hectáreas de cultivos para agrocombustibles. Los campesinos de Benin, y de muchos otros países de la región, no poseen más de una hectárea, en promedio, para cultivar allí sus productos de consumo y se espera que los agrocombustibles provoquen graves daños en su producción alimentaria.

Los activistas defienden, por tanto, que la "revolución de los agrocombustibles" se ha puesto en marcha para suplantar millones de hectáreas de sistemas agrícolas locales, y las comunidades rurales que trabajan en ellas, por grandes plantaciones. Está orientada a sustituir los sistemas agrarios tradicionales de cultivo, pastoreo y barbechos basados en la biodiversidad, por monocultivos y cultivos genéticamente modificados para agrocombustibles". De acuerdo con varios nuevos análisis científicos, mantienen que "la promoción actual a favor de los agrocombustibles exacerba, en lugar de resolver, el problema del cambio climático".

"Entre los muchos desafíos de África, la seguridad alimentaria es uno de los más serios. Un tanque de automóvil lleno de etanol utiliza la misma cantidad de granos que puede alimentar a un niño durante un año. No entendemos cómo nuestros gobiernos pueden disponer alegremente de nuestro sustento, tierras y agua para satisfacer la dilapidación de combustible de los pudientes del Norte, cuando en casa ya enfrentamos problemas de seguridad alimentaria y destrucción medioambiental", concluye la petición.

El llamamiento a favor de una moratoria sobre nuevos desarrollos de biocombustibles en África está en línea con las advertencias realizadas por las principales agencias de la ONU implicadas en ayuda agrícola y alimentaria, el PMA y la FAO, que señalan que el aumento en el número de acres destinados para la producción de biocombustibles está contribuyendo ya a aumentar los precios de los alimentos y que puede provocar más hambre en el mundo. De hecho, en octubre del año pasado, el relator especial de Derecho a la Alimentación de la ONU, Jean Ziegler, en su informe anual, pidió una moratoria de 5 años en la construcción de plantas de producción de biocombustible a partir de reservas alimentarias.
 
Fuente: Afrol News
866 lecturas |  Añadir comentario  |  Imprimir |  Enviar

Noticias

Encuesta

¿Cuando lees las noticias?
Por la mañana, entre las 7 y las 12 del mediodia
Entre las 12 del mediodia y las 4 de la tarde
Por la tarde, entre las 4 y las 8
De noche, entre las 8 y las 12
De madrugada
Ninguna de las anteriores
» Ver más encuestas

Login

Usuario:       
Clave:
No estoy registrado

Boletín electrónico

e-mail
¿qué es el boletín?