La primera ley que me indica la naturaleza es deleitarme a costa de quien sea. Marqués de Sade (1740-1814). Escritor francés.
16/06/2008 - 09:00h

La CE no está haciendo un seguimiento adecuado de los trasplantes de posidonia, una práctica que no cuenta con el aval de la comunidad científica

El informe de Greenpeace.La creciente presión humana sobre la costa mediterránea, desde el desarrollo urbano al cambio climático, debería llevar pareja una protección efectiva de las praderas submarinas de posidonia. A pesar de que las praderas que forma esta planta son un hábitat prioritario en la Unión Europea y que cada país debería garantizar su protección, son numerosos los casos que están contribuyendo a la desaparición de estos bosques submarinos. La UE, teóricamente, sólo puede permitir la destrucción de praderas de posidonia para garantizar la seguridad pública y la salud humana. 
 
 
 
Pero ejemplos como la eliminación de grandes extensiones de estos bosques submarinos para la construcción de puertos como el de San Adriano en Calvià (Mallorca) o el de Luis Campomanes en Altea (Alicante) son comunes en todas las costas del Mediterráneo.

En el caso de que finalmente se construya una infraestructura sobre la posidonia -y según el artículo 6 de la Directiva Hábitats de la UE-, el estado miembro deberá tomar cuantas medidas sean necesarias para garantizar la protección del medio marino. Estas prácticas, denominadas "medidas compensatorias", consisten en reubicar las praderas en un lugar diferente.

"Existe el riesgo de usar la compensación como pretexto para seguir permitiendo un proyecto de urbanismo destructivo, engañar a los ciudadanos y limpiar la conciencia de los gestores", ha asegurado Pilar Marcos, responsable de la campaña de Costas de Greenpeace. "La UE debería tener claro que no hay compensación real por la destrucción de una pradera de Posidonia oceanica y que la pérdida de estos hábitats es irreversible", subraya Marcos.

La gran mayoría de la comunidad científica no avala el éxito de los trasplantes por el complicado manejo de esta especie y porque los experimentos realizados siempre han sido a escala muy pequeña y no son trasladables a superficies mayores. De hecho, el Ministerio de Medio Ambiente francés sólo autoriza los trasplantes de posidonia para su investigación científica.

"Considerar esta práctica como una medida compensatoria es un peligroso cuchillo de doble filo en la legislación de la UE. Siguiendo el ejemplo de Francia, el resto de países de la UE, debe dejar de considerar los trasplantes como una medida compensatoria y posicionarse públicamente en contra de esta práctica" concluye Marcos.

El informe de Greenpeace "La destrucción legalizada de Posidonia oceanica, pradera submarina del Mediterraneo en el ámbito de la UE" está disponible aquí.
1068 lecturas |  Añadir comentario  |  Imprimir |  Enviar

Noticias

Encuesta

¿Cuando lees las noticias?
Por la mañana, entre las 7 y las 12 del mediodia
Entre las 12 del mediodia y las 4 de la tarde
Por la tarde, entre las 4 y las 8
De noche, entre las 8 y las 12
De madrugada
Ninguna de las anteriores
» Ver más encuestas

Login

Usuario:       
Clave:
No estoy registrado

Boletín electrónico

e-mail
¿qué es el boletín?