Buscamos la felicidad, pero sin saber dónde, como los borrachos buscan su casa, sabiendo que tienen una. Voltaire (1694-1778). Filósofo y escritor.
3/02/2008 - 09:01h

¿Un único abrigo geológico para nuestro planeta?

Manto terrestre.¿Se va a pique un dogma de las ciencias de la Tierra? Al proponer, en Sciencexpress del 17 de enero, la existencia de un único manto geológico para la Tierra, Francis Albarède, profesor de Geoquímica a la Escuela Normal Superior de Lion, pone en entredicho una visión que era casi unánime entre los especialistas desde hace treinta años.
 
Recordemos que la Tierra está constituida por una sucesión de capas concéntricas como una cebolla. En primer lugar la corteza, gruesa de 40 km bajo los continentes y de 6 km bajo los océanos, luego el abrigo superior hasta 660 km de profundidad y el abrigo inferior hasta 2.900 km, que hace frontera con el núcleo líquido y luego sólido.

Hasta ahora, esta hipótesis de la separación del abrigo en dos partes estaba basada en el análisis de las ondas sísmicas que ponían de relieve una discontinuidad de 660 km. Pero también sobre el hecho de que algunos gases raros, como el helio, el neón y el argón, parecen atrapados en el abrigo inferior y nunca se han visto en la superficie.

Esta constante se estableció estudiando la composición de las lavas basálticas vomitadas de las profundidades del abrigo por algunos volcanes, como en Hawai, que contienen precisamente una gran cantidad de estos gases raros.

Por oposición, los basaltos creados en la frontera de las placas tectónicas, cuando se separan unas de otras bajo el efecto de los movimientos de convección del manto, perdieron una gran parte de estos gases.

«La primera grieta en esta visión vino de las observaciones efectuadas por tomografía sísmica durante los años noventa», observa Francis Albarède. Esta técnica, que permite ver en tres dimensiones estructuras geofísicas, puso de manifiesto que algunas placas tectónicas se hundían en las entrañas de la Tierra bajo el efecto de la subducción y podían alcanzar el manto inferior cerca del núcleo. Eran, pues, capaces de cruzar esta famosa discontinuidad.

«El final de un paradigma»

Si la frontera entre mantos superiores e inferiores es permeable, es necesario encontrar otra explicación a la presencia de estos gases raros originales. Según la tesis de Francis Albarède, el helio y el neón primordiales no residirían ya en el su reservorio de origen. Más bien, muy pronto en la historia de la Tierra, explica, habrían emigrado en rocas reservorias a prueba de calor a la fusión, y que no pueden deformarse ya que no contienen agua. Estas rocas reservorias, más o menos porosas, realimentarían permanentemente de gases primitivos los líquidos magmáticos que cruzan el manto. «Para mi, es el final de un paradigma», concluye Albarède.

«Esta propuesta, que permite una convección única del manto, es audaz, ya que Francis Albarède va a contracorriente de todos los geoquímicos», observa a Philippe Cardin, del Laboratorio de Geofísica interna y Tecnofísica de Grenoble. «Quizá reconcilie a los geoquímicos y a los geofísicos y aporte una evolución importante en el modelo del manto de la Tierra».
1353 lecturas |  Añadir comentario  |  Imprimir |  Enviar

Noticias

Encuesta

¿Cuando lees las noticias?
Por la mañana, entre las 7 y las 12 del mediodia
Entre las 12 del mediodia y las 4 de la tarde
Por la tarde, entre las 4 y las 8
De noche, entre las 8 y las 12
De madrugada
Ninguna de las anteriores
» Ver más encuestas

Login

Usuario:       
Clave:
No estoy registrado

Boletín electrónico

e-mail
¿qué es el boletín?