La felicidad es la certeza de no sentirse perdido. Jorge Bucay (1949). Escritor y psicoterapeuta argentino.
28/07/2008 - 17:00h

Greenpeace pregunta a Montilla por qué la Generalitat no ha hecho nada para proteger a la población de la fuga de Ascó I

La energía eólica es necesaria para solucionar los graves problemas ambientales ocasionados por la quema de combustibles fósiles y los residuos nucleares.El pasado viernes, en Ascó (Tarragona), durante la primera visita institucional del Presidente de la Generalitat, José Montilla, desde que Greenpeace hizo pública la fuga de partículas radiactivas en la central nuclear Ascó I, la organización ecologista ha desplegado una pancarta con el mensaje "Nuclear: residuo del pasado". Greenpeace ha entregado a José Montilla una carta en la que le pide que dé explicaciones públicas de por qué la Generalitat no hizo nada cuando detectó, a través de la red REVIRA, la fuga de partículas radiactivas desde Ascó y por qué continúa paralizada.





La Red de Vigilancia Radiológica (REVIRA), compartida por la Generalitat y el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) realiza cada diez minutos medidas radiológicas. En los datos transmitidos a Greenpeace por el CSN - datos que la Generalitat no ha enviado a Greenpeace aunque está obligada por ley -- los picos de radiactividad medidos en dos estaciones (una está en la propia central y la otra en la playa de Almadrava, a unos 50 kilómetros) evidencian una correlación entre los momentos en los que arrancó el sistema de ventilación normal del edificio de combustible y las emisiones de radiactividad al medio ambiente detectadas en ambas estaciones de la red.

Además, se comprueba que la emisión más importante de partículas radiactivas se produjo a mediados de diciembre, cuando, una vez terminada la recarga de combustible, se empezó a descontaminar el sistema. Esto implica que la radiactividad desprendida en la limpieza fue emitida a la atmósfera, en lugar de ser gestionada como un residuo.

Los gráficos de las señales del detector muestran también un constante incremento de la media de radiactividad en el medio ambiente a lo largo de diciembre de 2007, así como importantes picos entre el 14 y el 19 de diciembre, a finales de diciembre y principio de enero.

"Una simple revisión de los datos de la red REVIRA hubiera permitido concluir a los técnicos de la  Generalitat que se estaban produciendo fugas de radiación al medio ambiente en noviembre, así como en diciembre y enero" -ha declarado Anna Rosa Martínez, delegada de Greenpeace en Cataluña. "Hace falta que el Presidente aclare inmediatamente si se produjo una negligencia inadmisible o si hubo una ocultación deliberada de los acontecimientos por parte de la Generalitat, y que depure responsabilidades a la luz publica".

La inacción de la Generalitat es más grave al hacerse patente aquello que desde un inicio ha negado la propia Generalitat, así como el CSN y ANAV, el operador de la central, y que han querido ocultar: que se ha tratado de una fuga con un impacto radiológico nada menospreciable:  el 86% de las partículas recogidas por el CSN el 9 de abril producían una radiactividad suficiente para medir los límites legales aplicables a miembros del público en caso de contaminación interna, y el 27% en el caso de los límites aplicables a los trabajadores, que son veinte veces superiores. Estos datos no incluyen ni las partículas detectadas antes de que Greenpeace hiciera pública la fuga ni las que hicieron saltar el arco de detección de radiación del vertedero de la Selva del Camp, que recibió chatarra contaminada de Ascó I.
 

Debido a la gravedad de los acontecimientos ocurridos en Ascó, y la incapacidad de reacción demostrada hasta el momento por la Generalitat, Greenpeace pide al Presidente que deje de intentar tranquilizar a la población con un discurso sin base científica y que se comprometa ante los vecinos de los municipios del entorno de la central a:

1. Dar explicaciones de por qué la Generalitat no reaccionó inmediatamente ante las primeras fugas radiactivas detectadas por la red REVIRA, lo que permitió a la central repetir la liberación intencionada de las partículas radiactivas en las diversas operaciones de limpieza del sistema de ventilación del edificio del combustible.

2. Depurar las responsabilidades técnicas y políticas de esta omisión.

3. Hacer públicos los datos recogidos por la red REVIRA, que la Generalitat todavía no ha enviado a Greenpeace, cuando estaba obligada a hacerlo antes del 17 de julio, según la Ley 27/2006, de 18 de julio, por la que se regulan los derechos de acceso a la información, de participación pública y de acceso a la justicia en materia medioambiental.

4. Dar a conocer a la población las actuaciones que la Generalitat piensa realizar para proteger a la población y el medio ambiente de alrededor de Ascó I de los efectos de la fuga. Estas medidas tendrían que incluir el establecimiento urgente de un estudio epidemiológico de larga duración para determinar si el incidente ha tenido repercusiones en la salud de los trabajadores, visitantes y vecinos de los municipios alrededor de la central, que incluya análisis de los posibles afectados con metodologías de detección precisas.

5. Exigir al CSN que haga pública la cantidad total de radiactividad emitida durante los diferentes episodios.

6. Pedir que se retire a ANAV la licencia de operar en ninguna central nuclear de Cataluña.

7. Asegurar, de forma prioritaria, el desarrollo de una estrategia energética en Cataluña que permita cerrar las tres peligrosas centrales nucleares con las que cuenta y su sustitución efectiva por energías renovables y la eficiencia y el ahorro energético.

Durante la mañana de hoy, Greenpeace ha entregado al Presidente un ejemplar del informe Renovables 100%. Cataluña en el acto de inauguración de un prototipo de aerogenerador de 3 MW de Alstom Ecotècnia.  En esta ocasión, Greenpeace ha exhibido una pancarta donde se leía "Energías Renovables: Energía positiva".

"Cataluña ya no se puede permitir depender de unas centrales nucleares peligrosas, envejecidas, mal gesionadas y que van de parada en parada" -ha declarado Anna Rosa Martínez. "Para llegar a un sistema energético seguro, con garantia de suministro y precios competitivos, basados en energias renovables y en eficiencia energética, hace falta librarnos de las centrales nucleares y que no regresen nunca más ".
7111 lecturas |  Añadir comentario  |  Imprimir |  Enviar

Noticias

Encuesta

¿Cuando lees las noticias?
Por la mañana, entre las 7 y las 12 del mediodia
Entre las 12 del mediodia y las 4 de la tarde
Por la tarde, entre las 4 y las 8
De noche, entre las 8 y las 12
De madrugada
Ninguna de las anteriores
» Ver más encuestas

Login

Usuario:       
Clave:
No estoy registrado

Boletín electrónico

e-mail
¿qué es el boletín?