Con buenas palabras se puede negociar, pero para engrandecerse se requieren buenas obras. Lao-tsé (570 a.C.-490 a.C.). Filósofo chino.
21/02/2006 - 11:58h

Energías renovables y eficiencia energética

"Puede ser el mismo error que cometió IBM cuando pensó que el ordenador personal no tenía futuro: si las empresas no se suben al tren del frenético ritmo de las fuentes de energía renovables, van a perder mucho dinero." Éstas palabras fueron pronunciadas recientemente en el XVIII Congreso del Consejo Mundial del Petróleo de Johannesburgo.
Ésa es la conclusión de Christopher Flavin, presidente del Worldwatch Institute, creado en 1974 y dedicado a analizar las tendencias mundiales en varios campos. "Creo que estamos en un momento decisivo en la apuesta por los recursos energéticos renovables", afirmó Flavin en un debate sobre el tema como parte de las sesiones del XVIII Congreso del Consejo Mundial del Petróleo.

Los datos de Flavin son contundentes: la energía eólica experimentó entre 1994 y 2004 un crecimiento del 30% anual, y la solar, el 23%. La energía generada a partir del petróleo, en cambio, sólo aumentó un 2% anual. "¿ Qué empresa que pretenda tener una posición dominante en el futuro no va a querer invertir en un sector que tiene un crecimiento tan rápido ?", se preguntó Flavin. "Muchos piensan que todavía mucho camino por andar... y es natural que no tomen en serio un sector que sólo representa el 2% del total", afirmó.

Y puso como ejemplo el error de cálculo que cometió IBM a finales de los 70 cuando pensó que el ordenador personal no tenía futuro y rechazó una oferta de Bill Gates para su sistema operativo se colocara con exclusividad en sus equipos. Una decisión que, a la larga, creó un poderoso competidor: Microsoft. Según los datos previos presentados en el mismo debate por el directivo del grupo español Repsol-YFP, Enrique Locutura, sólo el 6% de la energía que consumen los países de la OCDE procede de recursos renovables como el viento, el sol, el agua o el alcohol que se obtiene con la caña de azúcar. El petróleo está a la cabeza, con el 40%, seguido del gas natural (22%), y el carbón (11%).

Dentro de la OCDE, Estados Unidos apuesta sólo un 4.2% por la energía de fuentes renovables, mientras que en la Unión Europea el nivel alcanza el 6.7%. Según Flavin, hay un mensaje subliminal que dice que el "hombre de pelo en pecho no usa fuentes renovables". Pero esta idea está cambiando, y a un ritmo vertiginoso. El experto se remontó a hace cien años, en 1905, cuando el petróleo era "relativamente marginal", había pocos vehículos y la distribución eléctrica estaba comenzando. Veinte años después, el petróleo generó una revolución al empezar a usarse intensivamente.

En Suecia, el 25% de la energía procede de fuentes renovables, y en Noruega alcanza el 45%. En China ya hay 35 millones de casas que tienen agua caliente gracias a la energía solar. parte de este avance se debe a la fuerte reducción en los costes: en 1980 obtener un kW. por hora con energía renovable costaba 46 centavos de dólar; ahora sólo cuesta 6. "La capacidad de generar energía con el viento se está disparando como un cohere en países como India, España o China", insistió Flavin.

En el mismo debate, el vicepresidente del grupo Shell para el negocio del hidrógeno, Jeremy Bentham, alertó sobre los riesgos futuros que afrontan regiones como Europa, que ahora tiene que importar el 50% de su petróleo y en 2030 será el 85%. Bentham dijo que los generadores eólicos ya han llegado a precios competitivos y que, por ejemplo, las turbinas instaladas en el río Támesis ya proveen de electricidad a la cuarta parte de las viviendas de Londres.

Fuente: Levante EMV, 12 de febrero de 2006
552 lecturas |  Añadir comentario  |  Imprimir |  Enviar

Noticias

Encuesta

¿Cuando lees las noticias?
Por la mañana, entre las 7 y las 12 del mediodia
Entre las 12 del mediodia y las 4 de la tarde
Por la tarde, entre las 4 y las 8
De noche, entre las 8 y las 12
De madrugada
Ninguna de las anteriores
» Ver más encuestas

Login

Usuario:       
Clave:
No estoy registrado

Boletín electrónico

e-mail
¿qué es el boletín?