La palabra más soez y la carta más grosera son mejores, son más educadas que el silencio. Friedrich Nietzsche (1844-1900). Filosofo alemán.
12/06/2010 - 13:02h

Ganadería sostenible

Ganadería sostenible

Solo una conversión de la ganadería mundial en ganadería sostenible podría reducir sus emisiones de GEI

Un estudio de la Unión Europea ha calculado cuál sería la cantidad de ganado sostenible para el continente, teniendo en cuenta cuánto espacio hay para la agricultura, y qué espacio libre quedaría para que el ganado pastase libre.

Cada vez son necesarios más recursos para alimentar ala población global, que alcanzará los 9.000 millones de personas en 2050. Para entonces, la demanda de carne y de productos lácteos será el doble de la actual. Pero la ganadería emite GEI (gases de efecto invernadero) y es necesario recortar las emisiones al máximo si queremos reducir el cambio climático.

Normalmente se examina el ciclo de vida de un producto para calcular su impacto sobre el medio ambiente en todas las etapas de su producción, uso y retirada. Pero el estudio asegura que el impacto de la ganadería debería ser examinado en un contexto más amplio que el usan estos métodos.

Algunos de los efectos de la ganadería no incuídos en los métodos convencionales es el tipo de uso que se le da a la tierra a lo largo del tiempo. El uso de la tiera puede producir emisiones de CO2 si se talan árboles para hacer espacio para la ganadería o la agricultura. No es lo mismo cultivar cereales para alimentar humanos que para alimentar ganado.

El estudio se centra en dos formas diferentes de reducir los GEI de la ganadería: aumentar la productividad y reducir el número de cabezas. El aumento de productividad se podría conseguir alimentando a los animales con comida más concentrada, como por ejemplo cereales o semillas oleaginosas, pero la consecuencia es que quizás se talarían más árboles para cultivas esas plantas.

Reducir el número de cabezas de ganado implicaría reducir el consumo de carne. Esto se podría conseguir de las siguientes formas:

  • Reducir el consumo en los países desarrollados hasta el nivel que se supone tendrán los países en vías de desarrollo para 20520. Esto signfica 44 kg de carne y 78 kg de leche por persona y año. A nivel global, esto podría reducir el consumo de carne en un 15% y de leche en un 225. Pero incluso estas reducciones no serían suficientes dado que se espera que la demanda global sea un 70% más elevada para la carne y un 45% para la leche, en relación a los niveles de 2000.
  • Mantener la producción de carne y de leche para todos en los niveles de 2000. Esto significaría que en 2050, cada persona consumiría 25 kg de carne y 53 de leche al año. Es más o menos la cantidad que se consume actualmente en los países en vías de desarrollo. Esto tampoco reduciría las emisiones a menos que se produzcan grandes innovaciones técnicas y de gestión.
  • El modelo de "sobras ecológicas" (ecological leftovers en inglés), en el que la producción de ganado y el consumo se adaptan a las posibilidades de una ganadería sostenible. De esta forma, el gando sólo podría crecer en tierras marginales, inutilizables para otros propósitos tales como la agricultura, y serían alimentadas sólo mediante productos naturales, tales como residuos vegetales o pasto. Éste es el único modelo que ofrece beneficios frente al cambio climático. Los niveles de consumo en este caso serían mucho más bajos que en los escenarios anteriores.

Fuente: Unión Europea

4412 lecturas |  Añadir comentario  |  Imprimir |  Enviar

Noticias

Encuesta

¿Cuando lees las noticias?
Por la mañana, entre las 7 y las 12 del mediodia
Entre las 12 del mediodia y las 4 de la tarde
Por la tarde, entre las 4 y las 8
De noche, entre las 8 y las 12
De madrugada
Ninguna de las anteriores
» Ver más encuestas

Login

Usuario:       
Clave:
No estoy registrado

Boletín electrónico

e-mail
¿qué es el boletín?