Tanto si piensas que puedes, como si piensas que no puedes, estás en lo cierto. Henry Ford (1863-1947). Industrial estadounidense.
16/06/2006 - 11:55h

Eólica española en el mundo

La inversión de Iberdrola en Estados Unidos y la apuesta de Gamesa por China refuerzan el sector español en el mundo.

En las últimas semanas Iberdrola ha comunicado la compra de la compañía de energía eólica Community Energy, que suministra a más de 75.000 hogares norteamericanos, mientras que Global Energy Services, la antigua Gamesa Energía Servicios, ha anunciado que comenzará a operar este año en Estado Unidos y entrará en el mercado chino en 2007. Estos dos hitos son los últimos de un sector en el que las empresas españolas están en primera línea mundial.

Se mire por donde se mire, España está en lo más alto del podio eólico. Iberdrola es el primer operador de parques eólicos del planeta; además, acaba de inaugurar un complejo en Maranchón (Guadalajara) que pasa por ser el mayor de Europa y ha puesto en marcha su primer complejo en Brasil. Por su parte, Gamesa es el segundo constructor de molinos de viento mundial y acaba de anunciar una inversión de 34 millones de dólares en tres nuevas fábricas de Pensilvania (EE UU), aparte de vender un paquete de turbinas en China.

El desarrollo tecnológico español es tal que ha llevado a la Secretaria de Estado de Comercio a incluir al sector entre las grandes prioridades del nuevo Plan de Internacionalización de la Energía, elaborado por el Instituto Español de Comercio Exterior.

Estas iniciativas son sólo un exponente más del hecho de que España es un líder mundial. El sector cuenta con casi 500 parques, 20.000 empleos directos y unos 60.000 indirectos. El volumen de negocio ronda la nada despreciable cifra de los 3.000 millones de euros. Con esta capacidad, España es el segundo país del mundo en producción de energía eólica, sólo por detrás de Alemania (aunque a mucha distancia de ésta) y por delante de Estados Unidos. Según los últimos datos de la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA), España tenía más de 8.155 megawatios de energía eólica instalada en 2004, mientras que Alemania tiene 16.630 megawatios y el tercer país europeo en este sector, Dinamarca, tiene 3.120 megawatios.

Los planes de Montilla

La energía eólica tiene más potencia en España que las siete centrales nucleares españolas juntas e incluso supero en 2005 a la energía hidráulica por primera vez en la Historia. Es más, el 24 de marzo se marcó un hito: a las 15:31 horas, los molinos de viento (técnicamente, aerogeneradores), dieron respuesta al 24% de la demanda nacional y toda la potencia eólica estuvo trabajando al mismo tiempo, cuando lo normal es que los distintos parques se complementen. Lo nunca visto.

Gracias a estas instalaciones, España se ahorró el pasado ejercicio unos 728 millones de euros, la misma cantidad de dinero que no tuvo que pagar por importar petróleo o gas.

Para los expertos no hay duda de que la eólica está muy por delante de otras energías 'limpias', como los biocarburantes, los paneles fotovoltaicos o la biomasa. Sobre la mesa de trabajo del ministro de Industria, Joseé Montilla, brillan con luz propia todos estos datos. Por eso, el Gobierno acaricia la idea de revisar los incentivos de las plantas de energía renovable. Además, Montilla ha retocado considerablemente al alza los objetivos planteados en el Plan de Energía Renovables (PER) establecidos en 1999.

Mientras que en el PER se preveían 8.263 megawatios para 2010, este listón se ha superado ya en 2005 y ahora la meta es mucho más ambiciosa: llegar a 13.000 megawatios en 2011. Incluso hay propuestas para llegar a los 20.000 en 2020. Eso cubriría el 18% de las necesidades energéticas actuales, frente al 6% actual.

Con todo, la asociación Greenpeace considera que estas metas son muy modestas, si España quiere de verdad cumplir con el Protocolo de Kioto. Este acuerdo establece que se aumenten un máximo del 15% las emisiones de dióxido de carbono en 2012 en relación con 1990. De hecho, la generación de gaseas causantes de llamado 'efecto invernadero' se incrementó un 53% el año pasado. Quizá por eso, Greenpeace asegura en su estudio 'Renovables 2050' que no se está apostando de verdad por este tipo de energía. Ante esta acusación Montilla niega la mayor.

Fuente: Marga de la Serna. La clave, 9 de Junio de 2006

972 lecturas |  Añadir comentario  |  Imprimir |  Enviar

Noticias

Encuesta

¿Cuando lees las noticias?
Por la mañana, entre las 7 y las 12 del mediodia
Entre las 12 del mediodia y las 4 de la tarde
Por la tarde, entre las 4 y las 8
De noche, entre las 8 y las 12
De madrugada
Ninguna de las anteriores
» Ver más encuestas

Login

Usuario:       
Clave:
No estoy registrado

Boletín electrónico

e-mail
¿qué es el boletín?