Buscamos la felicidad, pero sin saber dónde, como los borrachos buscan su casa, sabiendo que tienen una. Voltaire (1694-1778). Filósofo y escritor.
13/03/2010 - 16:40h

Avances en fotovoltaica para pequeñas aplicaciones electrónicas

A medida que los diseñadores de dispositivos portátiles van introduciendo funcionalidades en sus productos, la demanda de energía para el funcionamiento de los mismos ha ido aumentando.

La frustración que causa al usuario que la batería de su móvil se acabe cuando tiene que hacer una llamada urgente o quedarnos sin batería en el portátil cuando tenemos un documento a medias, está provocando que los fabricantes investiguen con más afán en la producción y acumulación de electricidad: células fotovoltaicas, producción de electricidad a través de las vibraciones y otras técnicas cada vez están más extendidas en la industria del móvil y en otras similares.

Muchos aparatos que utilizan poca electricidad usarán en un futuro la fotovoltaica como forma de alimentación: pequeñas pantallas, sensores intermitentes, MP3 etc.

Incluso los más pequeños sensores y dispositivos de recolección de datos situados en lugares remotos necesitan algo de electricidad para funcionar, incluso cuando están en standby. La necesidad de proporcionar pequeñas cantidades de electricidad a lo largo de largos periodos de tiempo ha contribuido al desarrollo de nuevos modelos de baterías. La otra parte de la ecuación es proporcionar electricidad adicional para mantener estas baterías en funcionamiento el mayor tiempo posible, una vez el sensor o aparato en cuestión se encuentran en el lugar apropiado.

Pero lo cierto es que la fotovoltaica se ha aplicado poco para estos casos. Exponemos a continuación algunas de las causas:

  • intereses industriales: los fabricantes de productos no obtienen beneficios únicamente a través de la venta del producto, sino también a través de la venta de complementos, como pueden ser las baterías, que a menudo son exclusivas de cada modelo.

  • baja eficiencia: debido a que los usuarios utilizan estos aparatos mayormente en el interior de edificios, la captura de luz solar es más bien baja, a la vez que el espacio que ofrecen estos aparatos para colocar la célula fotovoltaica es muy reducido.

  • inflexibilidad del silicio: las células de silicio mono y policristalino son rígidas, de forma que no se pueden adaptar al diseño de los diferentes aparatos electrónicos. Sólo el silicio amorfo puede ser aplicado, y su rendimento es el más bajo de todos, con un 6-8%

  • voltaje: la fuente fotovoltaica debe alcanzar un voltaje de entre 4 y 12 voltios para asegurar que las baterías se recargen. Las células solares individuales normalmente producen entre 0,3 y 0,6 voltios, lo cual no es suficiente. Es necesario colocarlas en serie para poder producir voltajes utilizables.

  • elevado coste de las células: debido a lo anteriormente expuesto, la fotovoltaica resulta cara para pequeños dispositivos electrónicos.

  • baja rentabilidad: los aparatos de la electrónica de consumo tienen una vida media de un máximo de 6 años, por lo que el silicio utilizado sólo dispone de ese tiempo para ser amortizado. No da tiempo de amortizar el material fotovoltaico.

Por todos estos motivos, es previsible que la fotovoltaica se extienda más bien en el uso de cargadores fotovoltaicos multifunción que puedan ser utilizados para diferentes aparatos y que puedan sobrevivir a la vida útil de éstos.

Fuente: Alternative Energy Magazine

1502 lecturas |  Añadir comentario  |  Imprimir |  Enviar

Noticias

Encuesta

¿Cuando lees las noticias?
Por la mañana, entre las 7 y las 12 del mediodia
Entre las 12 del mediodia y las 4 de la tarde
Por la tarde, entre las 4 y las 8
De noche, entre las 8 y las 12
De madrugada
Ninguna de las anteriores
» Ver más encuestas

Login

Usuario:       
Clave:
No estoy registrado

Boletín electrónico

e-mail
¿qué es el boletín?