La naturaleza no hace nada en vano. Aristóteles (384 a.C.-322 a.C.). Filósofo griego.
31/10/2006 - 14:01h

Falsos mitos sobre la energía solar: sólo sirve para el agua caliente

Energia solarDe todos es ya conocida la capacidad de la energía solar térmica para calentar el agua que usamos en grifos y duchas, pero su potencialidad va mas allá. Gracias a este recurso natural, puede alcanzarse un considerable ahorro en el combustible utilizado también para la calefacción.
Cuando escuchan la capacidad de la energía solar de proporcionar también calefacción, a muchos se les escapa un hilillo de baba por la comisura de los labios. Ya se ven, por fín, libres de rendir pleitesía a las grandes compañías distribuidoras de gas o gasóil. De momento, las cosas no son tan sencillas. Se puede usar la energía solar pero, debido al problema del » sobrecalentamiento del que ya hemos hablado anteriormente, no compensa calcular la instalación para cubrir el 100% de la demanda energética en los meses más fríos de invierno. No compensaría ni financieramente -de momento- ni técnicamente.

Lo que sí puede conseguirse con la solar cuando se aplica en calefacción es ahorrar hasta un 35% anual del gasto energético para agua caliente y calefacción. Teniendo en cuenta los precios del gasóleo, reducir la cuenta anual en un 30% es muy ventajoso, y más teniendo en cuenta que tanto comunidades autónomas como municipios ofrecen subvenciones a la instalación de este tipo de sistemas.

Acumulador y circuitos hidráulicos
Acumulador y circuitos hidráulicos
El sector de la energía solar se encuentra en movimiento continuo, y tanto la solar fotovoltaica como la térmica atraen los esfuerzos investigadores tanto de empresas que ofrecen ya sus productos en el mercado como de universidades e institutos técnicos. No creemos convertirnos es visionarios si auguramos que los sistemas solares irán aumentando su eficacia durante los próximos años, hasta el punto de conseguir algún día reducir el uso de combustibles fósiles a su mínima expresión. Pero de momento la energía solar para calefacción es sólo un sistema auxiliar.

En un edificio con un sistema convencional de calefacción con radiadores y caldera, la energía solar se provecha de la siguiente manera:

Dispositivos del sistema solar

Placas solares: técnicamente denominadas 'colectores solares'. Las placas solares tienen en su interior un circuito de tuberías por las que atraviesa un líquido calefactor. La placa está especialmente diseñada y construída para acumular el calor. En verano existe el problema del sobrecalentamiento, aunque alguna marca las fabrica con un tipo de aislante que deja de funcionar como tal una vez superada cierta temperatura.
Caldera de gas alto rendimiento
Caldera de gas de alto rendimiento

Depósito:
el depósito de agua, llamado 'acumulador' en el argot técnico, es algo más que un depósito, pues es donde se conserva el agua caliente hasta su uso. Tiene por tanto, funciones de termo.

Sistema calefactor: es el sistema de calefacción convencional que normalmente ya se usaba en la casa anteriormente. Suele ser una caldera de gas o gasóil.

Circuito 1 (placas-acumulador): el líquido se calienta en las placas y va hasta el acumulador, donde cede el calor al agua del circuito potable y al circuito de calefacción.

Circuito 2 (acumulador-grifos): el agua potable que posteriormente usaremos en grifos y duchas atraviesa primero el acumulador, donde recibe el calor producido por las placas solares.

Circuito 3 (acumulador-calefacción): el líquido de la calefacción recibe en el acumulador el calor de las placas solares.

Controlador: sistema electrónico que garantiza el buen funcionamiento de todo el conjunto y lo regula todo automáticamente. Existen algunos modelos que son incluso capaces de informar por e-mail a la empresa instaladora ante la detección de averías.

Controlador de la instalacion solar
Controlador de la instalación solar
Otros dispositivos: además existen otros dispositivos en los que no vamos a entrar aquí por no ser necesarios para comprender el funcionamiento de una instalación solar térmica. Por ejemplo, los » ya mencionados vasos de expansión, purgador o disipador.

Funcionamiento del sistema solar

Las placas absorven el calor del sol y calientan el líquido del circuito 1. El calor se transmite al acumulador, donde se cede al agua que vamos a usar en grifos y duchas, así como al líquido de la calefacción (circuito 3). Para aprovechar al máximo el calor, el depósito y las tuberías implicadas se encuentran perfectamente aisladas.

Cuando la temperatura alcanzada gracias al sistema de energía solar no es suficiente para alcanzar la temperatura requerida por el agua corriente o por el sistema de calefacción, entra en funcionamiento automáticamente el sistema calefactor, elevando la temperatura los grados que resultan necesarios.
6724 lecturas |  Añadir comentario  |  Imprimir |  Enviar

Noticias

Encuesta

¿Cuando lees las noticias?
Por la mañana, entre las 7 y las 12 del mediodia
Entre las 12 del mediodia y las 4 de la tarde
Por la tarde, entre las 4 y las 8
De noche, entre las 8 y las 12
De madrugada
Ninguna de las anteriores
» Ver más encuestas

Login

Usuario:       
Clave:
No estoy registrado

Boletín electrónico

e-mail
¿qué es el boletín?