El destino de los hombres está hecho de momentos felices, toda la vida los tiene, pero no de épocas felices. Friedrich Nietzsche (1844-1900). Filosofo alemán.
I+D
9/12/2005 - 10:59h

Petroleros monocascos, desaladoras marítimas

Este año deben jubilarse más de 300 petroleros monocascos en Europa. El equipo de investigación Ingemar de la Facultad de Náutica de la Universidad de La Laguna (ULL) propone reutilizarlos y convertirlos en desaladoras de agua accionadas con energía eólica. Una manera de reciclar esta gran cantidad de chatarra y de solucionar la escasez de este líquido en muchas partes del mundo.

La crisis del Prestige puso fecha de caducidad a los petroleros monocascos o, al menos, a los que llevasen bandera europea. Siguiendo la normativa, en 2006 deberán jubilarse los 1.119 que existen en el mundo, aunque realmente los que tienen los días contados son los 339 que tienen bandera europea. Esta retirada va a generar 54 millones de toneladas de acero que, en parte, podrá ser absorbida por la construcción naval en forma de chatarra y desguace.

Muchos de estos petroleros monocascos tienen una antigüedad media de 10-15 años y sus estructuras podrían reutilizarse. El grupo estable de Investigación y Desarrollo de la Facultad de Náutica de la Universidad de La Laguna (ULL), Ingemar, propone reconvertir algunos de estos barcos en plantas desaladoras que utilicen un sistema híbrido de energía autónoma combinando la eólica apoyadas por un sistema de combustión fósil para aquellos momentos en que el viento falle.

Este proyecto fue presentado recientemente en el II Congreso Mundial Desarrollo Sostenible e Islas y consiste en eliminar del barco los componentes inicialmente desechables: el propulsor, los equipos de bombeo y aceite y los auxiliares de gobierno, entre otros y se dejan los que son aprovechables para co-generar energía. Los diseñadores del proyecto han ideado un sistema basado en la osmosis inversa para la desalación de agua y en el aprovechamiento de energía limpia proveniente de dos turbinas eólicas instaladas en la cubierta del buque que tendrán como apoyo un sistema cogenerador de energía aprovechando el equipo no propulsivo del buque.

El barco conservaría su estructura y los tanques de transporte de petróleo se convertirían en los recipientes del agua desalada. El buque-desaladora se fondearía cerca de la costa con unos anclajes especiales conservando la ventaja de que en un momento de emergencia podría trasladarse hacia otra localidad.

Esta propuesta aporta, según el grupo Ingemar, numerosas ventajas pues con ella se evitan construir naves industriales para albergar las instalaciones de una desaladora y tampoco hay que construir sistemas de filtración pues ya se encuentran en el buque. Además, esta alternativa abarataría mucho el coste de la desaladora pues el precio del monocasco se reduce significativamente al tratarse de chatarra. Con respecto al impacto visual sería el de un barco fondeado que siempre se puede minimizar utilizando unos colores más discretos en vez de los rojos y negros habituales en este tipo de embarcaciones. Este proyecto se encuentra en una fase muy temprana y aún necesita más estudios para concretar todos sus detalles, explican los investigadores quienes aseguran que es viable.

Este proyecto fue presentado recientemente en el II Congreso Mundial Desarrollo Sostenible e Islas por el miembro de Ingemar Javier Tejera González quien explica que este sistema podría ser muy útil en algunos países africanos que tienen graves problemas de abastecimiento de agua y, también, en Asia donde la desalación del agua marina se convierte en una alternativa para proveer a grandes núcleos de población. En Canarias también podrían ser muy útiles sobre todo en Lanzarote y Fuerteventura donde tienen verdaderos problemas con el agua. Además, tienen la ventaja de que se pueden mover y utilizarse en otro sitio en caso de emergencia. El investigador principal de este proyecto, Feliciano García García, recuerda que en las costas mediterráneas algunos ayuntamientos se oponen a la puesta en marcha de desaladoras por el impacto en el paisaje. "Para estos lugares, podrían ser una solución", añade el investigador.

Fuente: La Opinión

1385 lecturas |  Añadir comentario  |  Imprimir |  Enviar

Noticias

Encuesta

¿Cuando lees las noticias?
Por la mañana, entre las 7 y las 12 del mediodia
Entre las 12 del mediodia y las 4 de la tarde
Por la tarde, entre las 4 y las 8
De noche, entre las 8 y las 12
De madrugada
Ninguna de las anteriores
» Ver más encuestas

Login

Usuario:       
Clave:
No estoy registrado

Boletín electrónico

e-mail
¿qué es el boletín?