Los actos contra la naturaleza engendran disturbios contra la naturaleza. William Shakespeare (1564-1616). Escritor británico.
11/01/2010 - 10:21h

El ahorro energético empieza en las aulas

Renovables en las aulasDicen los gurús de la pedagogía que los comportamientos más tenaces de la condición humana se adquieren desde que se manifiesta el intelecto. En Castilla - la Mancha aplican este principio al pie de la letra: un Plan de Gestión Energética que está en fase embriornaria determinará las posibilidades para implantar sistema de producción de energías limpias en los centros de secundaria. El objetivo es sacar a licitación un primer paquete para 25 institutos.

 
No es ese el primer paso , aunque sí el más ambicioso. En estos momentos, el gobierno regional interviene en 184 instalaciones de 159 centros educativos de esta comunidadd, con una inversión de 10,2 millones de euros. Uno de esos escenarios de la intervención es el IES María Zambrano, de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), que acaba de estrenar un dispositivo pionero de apoyo al sistema de calefacción. Mediante placas solares, se calienta un fluido que va a parar a una batería de acumuladores. A eso de las seis de la mañana, cuando la temperatura ambiente es más baja, arrancan las calderas y el líquido almacenado ya ha alcanzado la temperatura óptima para poner en marcha el circuito. Se trara de un prototipo que ha sido patentado por una empresa de Castilla - La Mancha, que ofreció a la Consejería de Educación y Ciencia la posibilidad de instalarlo en un centro educativo para determinar su rentabilidad. Aún es pronto para evaluar los resultados. Pero si los guarismos de consumo y ahorro energético convencen, el artilugio se podría incluir en los pliegos técnicos de edificación de los institutos de secundaria de esta comunidad.

Es sólo una de las múltiples incursiones en el sector de las energías renovables que la Junta de la Comunidad de Castilla - La Mancha ha trasladado a la red de centros educativos. Una región que ocupa los primeros puestos en producción de origen fotovoltaico y eólico de nuestro país, y  que ahora potencia su uso en las aulas. Esta decisión arranca de la Ley 1/2007 de fomento de las Energías Renovables e Incentivación del Ahorro y Eficiencia Energética en Castilla La Mancha y el Plan Estratégico Regional para la Prevención del Cambio Climático, que abogan en su articulado por que los edificios e inmuebles que integran el sector público regional, actuales o en construcción, se ajusten a las exigencias básicas de ahorro y eficiencia energética prevista en la normativa técnica de la edificación, en especial en lo referente a envolvente térmica, instalaciones térmicas, eficiencia energética de instalaciones de iluminación, contribución solar mínima de agua caliente sanitaria y contribución fotovoltaica mínima de energía eléctrica.

Estudio piloto

El pasado curso, la Consejería de Educación encargó un estudio energético piloto en cinco institutos de la región, uno por provincia. Fueron elegidos el IES Juan de Ávila (Ciudad Real), el IES Universidad Laboral de Albacete, el IESO Carrillo de Mendoza, de Priego (Cuenca), el IES Alonso Quijada, de Esquivias (Toledo), y el IES de Molina de Aragón (Guadalajara). "Queríamos comprobar la potencialidad real del uso de las energías renovables en los edificios, siempre desde parámetros de producción energética a través de la solar, eólica y biomasa. Pero sin cerrarnos a otras energías y, sobre todo, al ahorro. Una empresa realizó el estudio de viabilidad, cuyos resultados se plasmarán en la licitación de ese proyecto. Los datos experimentales que se han obtenido sobre consumo,  nivel de actividad y ocupación, necesidades, horario de funcionamiento, coste, etc., sentarán las bases del futuro , y Plan de Gestión Energética de los centros dependientes de la Consejería, que en estos momentos se encuentra en fase de estudio", explica Tomás Hervás, secretario general de la Consejería de Educación.

Este plan de centros ecológicos consiste básicamente en la instalación de un conjunto de sistemas de producción de energía limpia. El objetivo es que sean autosuficientes y puedan generar energía extra de origen renvable para su derivación a la red de distribución. Se quiere poner en marcha a los largo de este curso escolar 2009-2010, y cada centro dispondría de una planta solar fotovoltaica con una potencia nominal de entre cinco y diez kW, según las dimensiones, capaz de generar la energía que consumen quince viviendas unifamiliares y que evitaría la emsión de más de veinte toneladas de CO2 a la atmósfera por año y centro, un miniaerogenerador como elemento pedagógico y de estudio, y una caldera de biomasa. Todo ello, ligado al manteniento del edificio y de las instalaciones. Según Hervás, el objetivo es "dar al proyecto un carácter pedagógico y docente, que el alumnado se familiarice con este tipo de fuentes renovables y que se conciencie de la necesidad de fomentar el ahorro energético. Aunque la rentabilidad económica  no sea favorable". El estudio -añade el secretario general de Educación- "incide en aspectos cotidianos como las franjas horarias de mayor consumo o los lugares donde más energía se derrocha y más se necesita; otro de los aspectos que se analizó fueron los puntos de iluminación y la posible instalación de lumniarias LED de alta luminosidad para interiores, que reducen de forma considerable los consumos y el mantenimiento".

El funcionamiento de los equipos que se instalarían en los centros correría a cargo de la Consejería de Industria y la Sociedad de la Información, a través de la Agencia de Gestión de la Energía de Castilla  - La Mancha. La inversión inicial se estima en unos 275.000 euros por instituto y estaría amortizada en apenas ocho años, merced al ahorro energético que se lograría, y la venta de la electricidad a la red eléctrica.

Las intenciones

La Consejería de Educación quiere implantar este plan en los más de doscientos centros de secundaria que hay en la región, que son de su competencia directa. Pero, dado que se requiere una inversión millonaria que haría inviable la ejecución del plan en lo que resta de legislatura, se acometerá por partes. A finales de este año o comienzos de 2010 se quiere sacar a licitación un primer lote de 25 institutos. Esa es la intención, aunque no está nada claro. No tanto desde el plano energético  y de mejora de la gestión, sino por la viablidiad económica, puesto que la inversión superaría los 55 millones de euros. En cualquier caso, el modelo no está decidido, porque la iniciativa también incluye los centros de educación infantil y primaria, que competen a los ayuntamientos. Así que otra fórmula también podría ser mediante convenios.

Este mes, la Agencia Regional de la Energía de Castilla La Mancha va a adjudicar la consultoría y asistencia técnica para la realización de auditorias energéticas en institutos de educación secundaria adscritos a la Consejería de Educación y Ciencia, con un presupuesto de licitación de casi 200.000 eruos. Detrás de este servicio está el Plan de Acción para el periodo 2008-2012 de la Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética en España.

Las condiciones para la prestación del contrato no dejan lugar a la duda. La finalidad es "evaluar el consumo energético actual de estos edificios públicos discriminando dónde se produce y ofreciendo alternativas más eficientes en el sentido de mejorar tanto la factura energética como la económica, todo ello sin renunciar a los niveles de confort habituales". Además, se debe elaborar un plan estratégico de actuación el que se fijen objetivos e indicadores alcanzales a corto, medio y largo plazo enfocado a una disminución en el consumo de energía ,así como un plan de seguimiento para vigilar y conocer la evolución de dichos indicadores. Las auditorías energéticas, que tendrán que estar listas antes del 25 de febrero de 2010, se realizarán en veinte institutos de Castilla La Mancha, cuatro por provincia. En los tres meses siguientes se hará el seguimiento de las medidas propuestas a corto plazo.

El informe final de auditoría contendrá la memoria del consumo actual, estado de las instalaciones, propuesta de actuación, inversión necesaria, ahorros económicos y ambientales esperados, así como los indicadores que se proponen para realizar el futuro seguimiento. Po r su parte, el resumen ejecutivo recogerá los resultados finales obtenidos, consumos y emisiones actuales de CO2, medidas propuestas, coste de las inversiones y ahorros estimados tanto por KWh como en CO2. Los datos recopilados incluirán las facturas de electricidad y combustible (gas, gasóleo etc) de los últimos dos años, planos y alzados de cada edificio, composición de los cerramientos, calidad de ventanas y puertas, funcionamiento del instituto, sistemas de climatización y producción des agua caliente, sistemas de iluminación y el plan de mantenimiento.

Biomasa prioritaria

En Castilla La Mancha es obligatorio que las empresas adjudicatarias de proyectos constructivos para los nuevos centros educativos cumplan las especificaciones técnicas para la utilización de renovables. En la instalación de calefacción se deberán proyectar de forma prioritaria calderas que utilicen biomasa como combustible. Otra alternativa distinta deberá justificarse por causas estrictamente técnicas o logísticas. En las cubiertas se tienen ue implantar sistemas de captación solar para la producción de agua caliente sanitaria, mientras que la instalación eléctrica debe contar con un sistema de producción de energía  a través de placas fotovoltaicas y conexión a la red de baja tensión de la empresa distribuidora.

"El Código Técnico de la Edificación (CTE), ha puesto orden en todo lo relacionado con las prescripciones que regulan la instalación de fuentes de origen renovable. Pero antes de que entrar en vigor esta norma, nosotros ya éramos muy estrictos en aspectos como el aislamiento o la orientación solar, el aprovechamiento de la luz natural o el ahorro energético, sobre todo, en las aulas polivalentes, que es donde los alumnos pasan más tiempo". Es la opinión de Jaime Gil, responsable de la Unidad Técnica de la Consejería de Educación, que admite que las posibilidades del plan son limitadas. Como, por ejemplo, el uso del agua caliente sanitaria, que se circunscribe sobre todo a los vestuarios de los polideportivos, que tienen un uso municipal. El caballo de batalla es la solar fotovoltaica que a efectos de negocio, no es demasiado rentable. "Pero sí cumple los objetivos a la hora de dar ejemplo y colaborar con el parque de edificios en la generación de energía limpia. Los beneficios que se obtengan de la venta de la producción se destinarán a amortizar, cubrir o paliar los gastos propios del centro. Distintos serán los requisitos que establezca el plan de gestión para los adjudicatarios, que, para comepensar los costes, puede contemplar plantas fotovoltaicas de 40 kW", argumenta.

Desde 2005, la normativa en cuestión es aplicable a los centros educativos de nueva construcción, que tienen su propia fase de programación y planificación. Pero ¿ Qué pasa con los edificios antiguos ?  En estos casos, el gobierno de Castilla La Mancha cuenta con un instrumento básico, el Programa de Evaluación de Centros de Enseñanza Pública, que valora la posible utilización de sistemas productivos de energías limpias para mejorar el funcionamiento y la conservación de las instalaciones. Se pretende la optimización del rendimiento energético, que lleva consigo cambios en el sistema de calefacción, iluminación y aislamiento de aislamientos y cubiertas.

Proyecto de Gestión Energética

Tomás Hervás explica que "un informe técnico establece la planificación de las actuaciones a seguir, que pueden ser en forma de proyecto de gestión integral o con acciones puntuales. Si por ejemplo se decide renovar la caldera convencional de gasóleo y la solución  técnica es viable, se sustituye por otra alimentada con biomasa. Pero siempre sobre la base de criterios técnicos y desde una apuesta decidida por las renovables. Con AGECAM tenemos una encomienda en materia de edificación que nos permite realizar actuaciones complementarias. Así lo hemos hecho en varios centros, donde se han sustituido las luminarias por otras de bajo coste, y en el IES Universidad Laboral de Toledo, donde se han reeemplazado las envolventes térmicas, con una inversión global de 840.000 euros. Sacar adelante el Proyecto de Gestión Energética, que se complementaría con el mantenimiento de las instalaciones, es determinante.

No hay que olvidar que hablamos de centros educativos y de calderas cuya capacidad energética depende de la superficie a calderar. El cálculo no puede fallar. "La biomasa calorífica ha experimentado un desarrollo competitivo y desde Agecam nos animan a impulsar esta tecnología. Pero al testar el mercado, este nos ofrecía serias dudas, sobre todo de tipo técnico. Nosotros no nos podemos quedar sin calefacción, de ahí la necesidad de disponer de una alternativa. Inicialmente, iba a ser una caldera eléctrica, aunque después vimos la posibilidad de instalar una de gas de menor tamaño. Finalmente, nos decidimos por doblar los equipos con una caldera complementaria a la principal de biomasa", precisa Gil. El abastecimiento de pellets está garantizado y el resultado ha sido satisfactorio.

Ese exhaustivo interés por el ahorro energético también se translada a los exteriores de los centros educativos. Durante el curso pasado, cierta experiencia se puso en práctica por primera vez en ocho colegios de primaria y en dos instittuos de secundaria de Castilla La Mancha. En éste se va a repetir en otros diez. Se trata de un programa para la implantación de especies vegetales autóctonas en centros públicos que no necesitan demasiada humedad ni mantenimiento. La empresa pública Tragsa ejecuta diversas actuaciones consistentes en la plantació de distintas especies de flora y la realización de obras de urbanización en los centros para la captación de CO2.

Las plantaciones se realizan en zonas de juego, pistas polideportivas, porches, estacionamientos y zonas ajardinadas, donde se coloca un árbol cada 50 m2. El 2,5% de la superficie del centro se debe destinar a huerta y el 10% se reserva a futuras ampliaciones. Se evitan los acabados en gravilla o guijarros, así como grandes extensiones de césped. Con el arbolado se persigue su uso como elemento de climatización solar. El compromiso incluye la obligación de facilitar a la dirección de los centros las recomendaciones e instrucciones de rigor para el mantenimiento de las especies plantadas. Cada semestre, técnicos de Tragsa realizan una inspección en la zona de actuación y, en caso de plagas u otro tipo de enfermedades de las plantas, proceden a solventar el problema. El montante global de este convenio superó los 300.000 euros.

Fuente: Energías Renovables.

 
3970 lecturas |  Añadir comentario  |  Imprimir |  Enviar

Noticias

Encuesta

¿Cuando lees las noticias?
Por la mañana, entre las 7 y las 12 del mediodia
Entre las 12 del mediodia y las 4 de la tarde
Por la tarde, entre las 4 y las 8
De noche, entre las 8 y las 12
De madrugada
Ninguna de las anteriores
» Ver más encuestas

Login

Usuario:       
Clave:
No estoy registrado

Boletín electrónico

e-mail
¿qué es el boletín?