Quien no quiere pensar es un fanático; quien no puede pensar, es un idiota; quien no osa pensar es un cobarde. Sir Francis Bacon (1561-1626). Filósofo británico.
18/03/2008 - 15:00h

Conducir eficientemente rebaja un 15% el uso de combustible y las emisiones de CO2

Conducir mejor: consumir menos.Reducir -mientras los fabricantes desarrollan vehículos más eficientes- parte de los porcentajes de emisiones de CO2 (el 28% de las emisiones de CO2 y el 15% del total de la energía consumida en España) es responsabilidad del propio conductor ya que conducir de manera eficiente permite ahorrar hasta un 15% en combustible y contaminación, según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).
 
Pero las ventajas de la llamada eco conducción no son sólo medioambientales. Para las empresas -con grandes flotas- puede suponer un gran ahorro. Así, un coche que de media consuma 8 litros a los 100 (más si se utiliza en ciudad) y haga unos 35.000 kilómetros al año, su consumo sería de 2.800 litros de combustible (calculando un euro por litro, el gasto será de 2.800 euros). Por tanto, con una conducción más ecológica, se podría ahorrar unos 420 euros por cada coche de la flota.

Estas razones son suficientes para enseñar a conducir gastando menos, por lo que organizaciones como el RACC Automóvil Club o el CEA imparten cada año cursos de eco conducción 'Es un nuevo estilo de conducir, más seguro y ecológico e igual de rápido', explica Jesús Gómez, de Prevensis, responsable de las clases gratuitas que CEA dará este año a 2.500 personas. El RACC educó el año pasado a 6.298 automovilistas, 'el 80% o más, trabajadores de empresas', dicen en este centro. 'El particular no se preocupa por el consumo de su vehículo. Le interesa la potencia, no la eficiencia', sostiene Gómez.

La conducción eficiente se compone de reglas sencillas. Por ejemplo: arrancar el motor sin pisar el acelerador; no sobrepasar las 2.500 revoluciones en los motores de gasolina y las 2.000 en los diésel para cambiar de marcha; o pasar a segunda nada más avanzar seis metros, a tercera a los 30 kilómetros por hora, a cuarta a los 40 y a quinta a los 50. La clave consiste en circular con marchas largas a bajas revoluciones, evitando acelerones o frenazos bruscos. 'Se trata de ir a una velocidad media constante, y para ello la atención es fundamental. Hay que mantener un amplio campo de visión y respetar las distancias con los otros coches', comenta Gómez. 'Todo esto suele ser lo contrario de lo que tradicionalmente se le enseña a la gente', subraya. Otros consejos para ahorrar recomiendan conectar el aire acondicionado sólo cuando la temperatura interior supere los 24 grados y detener el motor en las paradas largas.

Es cierto que los automóviles consumen un 25% menos que hace 20 años, pero la utilización errónea de un coche puede anular totalmente la eficiencia de las mejoras tecnológicas. Las ventajas de la eco conducción son, por tanto, numerosas, y no se limitan a las económicas y medioambientales. También combate la contaminación acústica: un coche a 4.000 revoluciones hace el mismo ruido que 32 vehículos a 2.000. Además, este método -basado en evitar los picos de velocidad y en conducir de manera suave- rebaja el estrés de conducir por la ciudad y el riesgo de accidentes. 'Se gana mucho en tranquilidad, sin que se vaya más despacio', resume Gómez, que matiza: 'Eso sí, es más aburrido'.
 
Fuente: Cinco Días
910 lecturas |  Añadir comentario  |  Imprimir |  Enviar

Noticias

Encuesta

¿Cuando lees las noticias?
Por la mañana, entre las 7 y las 12 del mediodia
Entre las 12 del mediodia y las 4 de la tarde
Por la tarde, entre las 4 y las 8
De noche, entre las 8 y las 12
De madrugada
Ninguna de las anteriores
» Ver más encuestas

Login

Usuario:       
Clave:
No estoy registrado

Boletín electrónico

e-mail
¿qué es el boletín?