Una palabra hiere más profundamente que una espada. Robert Burton (1577-1640). Escritor y clérigo inglés.
27/02/2009 - 13:23h

La reducción de la velocidad a 80 km/h en Barcelona mejora la calidad del aire hasta el Pirineo

La reducción de la velocidad mejora la calidad del aireLa Generalitat catalana introdujo la medida en diciembre de 2007 en toda la zona metropolitana de la capital catalana, incluidas autopistas y autovías. Los resultados de las mediciones realizadas durante 2008 muestran mejoras en la calidad del aire no sólo en Barcelona y aledaños, sino incluso en puntos situados en el Pirineo Oriental que reciben aire contaminado empujado a través de los valles por las corrientes provenientes del mar.
 

 

La medida fue tomada debido a que los óxidos de nitrógeno y las partículas en suspensión inferiores a 10 micras superaban ampliamente los límites establecidos por la UE durante los últimos años.

 

 

La red de Vigilancia y Previsión de la Contaminación Atmosférica, que dispone de más de 141 puntos de medición y realiza 9 millones de mediciones anuales en toda Catalunya ha constatado lo siguiente:

- Las partículas en suspensión de diámetro inferior a 10 micras han disminuido en toda Catalunya aunque en el área metropolitana de Barcelona, donde se han impuesto el límite de velocidad a 80 km/h incluso en autopistas, la disminución ha sido la más significativa. En esta zona se han reducido en un 13% de media durante 2008, año en que entró esta medida, respecto a 2007.

- El dióxido de nitrógeno (NO2) ha disminuido en la misma zona en torno al 6%.

- Los niveles de ozono troposférico se ha reducido respecto a 2007 en la llanura de Vic (Osona) y en el Ripollés y la Cerdenya (Pirineo Oriental). Este contaminante se produce debido a la incidencia de la radiación solar sobre el dióxido de nitrógeno, contaminante producido por automóviles e industria que proviene del área metropolitana de Barcelona y es empujado hasta estas comarcas debido a las corrientes de aire que vienen del Mediterráneo.

 

La disminución de la velocidad máxima de circulación, además de la reducción de la congestión y de la disminución de la contaminación, ha implicado gracias a una conducción más eficiente la reducción del consumo de gasolina en 38 toneladas diarias, y el consumo de gasoil en 43 toneladas diarias. Esto supone una reducción de 30.000 toneladas anuales de combustible, es decir, que los conductores que atraviesan estas vías se ahorran en general 40 millones de euros anuales en combustible. Además, y lo que es más importante, se dejan de emitir 93.000 toneladas anuales de CO2.

 

La Universidad Politécnica de Catalunya se ha encargado medir las consecuencias de esta medida. Para el estudio se han utilizados las medidas horarias de velocidad y la intensidad de tráfico en 125 puntos situadas en las 10 vías rápidas de acceso a Barcelona.

 

El Servicio Catalán de Tráfico ha puesto en funcionamiento el pasado 15 de enero el sistema de gestión variable de velocidad en la autovía de Castelldefels y en la autopista del Garraf, (C-31 y C-32 ). El sistema de velocidad variables se extenderá a la AP-2/B-23 hasta la Diagonal en otoño. Se espera que esta medida también suponga una mejora de la calidad del aire.

 
8006 lecturas |  Añadir comentario  |  Imprimir |  Enviar

Noticias

Encuesta

¿Cuando lees las noticias?
Por la mañana, entre las 7 y las 12 del mediodia
Entre las 12 del mediodia y las 4 de la tarde
Por la tarde, entre las 4 y las 8
De noche, entre las 8 y las 12
De madrugada
Ninguna de las anteriores
» Ver más encuestas

Login

Usuario:       
Clave:
No estoy registrado

Boletín electrónico

e-mail
¿qué es el boletín?