El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños. Eleanor Roosevelt (1884-1962). Defensora de los derechos sociales
27/07/2006 - 21:01h

¿ Quién mató al coche eléctrico ? El EV1, lo que pudo ser la alternativa

El coche eléctrico EV1 Una legislación de 1990 del estado norteamericano de California -Directiva Emisión Cero- pretendía fomentar la creación y uso de automóviles no contaminantes, y establecía como objetivo que en 2003 el 10% de los automóviles vendidos en ese estado fuesen modelos ecológicos.

¿ Qué ocurrió ?

Una película con formato documental estrenada en estos meses en EEUU, que llegará a Europa próximamente, intenta analizar lo que ocurrió con aquella directiva y con el automóvil bastión de la misma, el EV-1, un coche eléctrico del que se fabricaron mil unidades. Uno de sus conductores fue Chris Paine, director de cine que ha creado este film.

El EV1, el coche eléctrico

Sobre el papel, un automóvil desarrollado por General Motors, que recargaba las baterías en unas pocas horas a cambio de menos de tres dólares, suena muy bien, y más de uno en Europa vendería su alma a Mefistófeles a cambio de un coche con ese gasto y una autonomía de 200 km. Eso sin contar con su aerodinámico diseño, los dispositivos de seguridad, y otros complementos como aire acondicionado y equipo estéreo. GM diseñó el coche desde cero, usando materiales ligeros y otorgándole unas líneas aerodinámicas y un sistema de propulsión controlado mediante un -entonces- sofiscicado ordenador. Su desarrollo costó más de mil millones de dólares, aunque la administración de Clinton corrió con la mayoría de los gastos.

El gigante automovilístico no quiso vender el fruto de su esfuerzo directamente a los consumidores, y lo mantuvo bajo la fórmula de leasing -alquiler- para poder mantener el control sobre su producto. Algunos de sus usuarios llegaron incluso a instalarse sistemas fotovoltaicos para alimentarlo. Ochocientas personas disfrutaron de él hasta 2003, incluídos algunos famosos como Tom Hanks o Mel Gibson, momento en que GM retiró sus automóviles y destruyó la mayoría, por considerarlos económicamente no viables, a pesar de las positivas valoraciones que sus usuarios estaban haciendo públicas y de las largas listas de usuarios dispuestos a ponerse al volante de un EV1 -lo que se supo más tarde.

El coche eléctrico EV1 en el depósito de coches
Los EV1 tras su retirada

¿ Quién mató al coche eléctrico ?

La causa fue un cambio en la regulación de la normativa vigente debido a una demanda de GM. Muchos se ofrecieron a comprar los coches, pero la mayor parte de éstos fueron destruídos. En la película, Paine realiza un análisis del 'fenecimiento' y entrevista a varios personajes que tuvieron que ver con el EV1: algunos de los famosos que lo condujeron, Ralph Nader -abogado ecologista-, David Freeman -asesor del entonces presidente Bill Clinton-, periodistas, expertos, políticos e incluso algún directivo de GM.

Su tesis es que una conjunción de intereses políticos y económicos asfixiaron a lo que podía haber constituído una verdadera revolución en el mundo del transporte. No conviene olvidar que el mismísimo presidente estadounidense, George Bush -que subió al poder en 2001-, tiene intereses petroleros, al igual que otros muchos políticos del país. La potente industria del motor de ese país también se habría visto seriamente perjudicada por un coche que no necesita motor de combustión ni recambios. En resumen, el bonito deportivo, que había resultado más avanzado de lo que se esperaba y necesitaba menos mantenimiento que sus colegas a combustión, atentaba contra los grandes intereses comerciales de uno de los países más poderosos del mundo. "Sin motor, no necesitaba aceite, no tenía filtros ni bujías, toda una pérdida para la industria de los coches y sus diferentes filiales", subraya Paine. Demasiado dinero en juego.

La película llega cargada de polémica, pues hay quien asegura que exacerba las cualidades del EV1 o quien mantiene que no es más que otra historia sobre conspiraciones, a lo que es tan dada la cultura norteamericana. Y llega, además, en un momento en que el petróleo ha rozado de nuevo un récord que pocos imaginaban, los 80 dólares por barril de Brent, lo cual removerá más de una conciencia y más de un bolsillo.

La polémica está servida.

1641 lecturas |  Añadir comentario  |  Imprimir |  Enviar

Noticias

Encuesta

¿Cuando lees las noticias?
Por la mañana, entre las 7 y las 12 del mediodia
Entre las 12 del mediodia y las 4 de la tarde
Por la tarde, entre las 4 y las 8
De noche, entre las 8 y las 12
De madrugada
Ninguna de las anteriores
» Ver más encuestas

Login

Usuario:       
Clave:
No estoy registrado

Boletín electrónico

e-mail
¿qué es el boletín?