2/02/2018 - 21:43h

China construye sus propias carreteras solares llevando a cabo la segunda de ellas en el país asiático

En la ciudad china de Jinan se está llevando a cabo la segunda carretera solar en el país asiático, que se ha responsabilizado seriamente en este ámbito.

Son dos kilómetros de extensión nada más. Sin embargo el trecho de carretera solar que se esta construyendo en esta ciudad china marca claramente un camino. El país asiático ha empezado a profundizar esta vía para aprovechar la energía del sol.

Esta infraestructura de control es la segunda que se construye en el país asiático. La primera también se encuentra en esta misma ciudad. Fueron 660 metros cuadrados de calzada que se tardaron en construir unos 10 meses. En este reciente caso se puede observar la característica de los paneles fotovoltaicos ubicados en el suelo. No ocurre igual con el segundo tramo de carretera solar, que está a punto de finalizar.

En la nueva línea de carretera solar realizada parece más discreto, sin embargo lo cierto es que todavía no ha sido inaugurado. Pendientes de mejorar la instalación eléctrica y la conexión a la red, la infraestructura empezará a utilizarse pronto. Se basa en tres capas. La más visible es de cemento transparente, que facilita a los rayos del sol llegar a los paneles.

La segunda de las capas alberga a los paneles solares, que al mismo tiempo están acorazados y asequibles a la luz del sol. En cuanto a la capa inferior, se trata de una cubierta sólida que evita que las placas esten a ras de suelo. En esta capa se aísla a los paneles, con el fin de proteger su tecnología de la humedad y otros posibles agentes que podrian resultar perjudiciales.

Lo primordial de esta carretera solar es que los automóviles eléctricos logren cargarse inalámbricamente en el futuro. Esta tecnología, ya habilitada en los móviles, requiere de cierta complejidad, dado el movimiento propio de los automóviles durante su circulación. Aunque es una de las metas en el ámbito de la movilidad eléctrica y, en general, de un nuevo modelo energético que busca ser más sostenible.

Este nuevo tramo construido en la ciudad de Jinan cuenta con suficiente solidez como para que pasen camiones de tamaño medio, así que busca demostrar que las carreteras solares pueden aguantar niveles de circulación semejantes a los que normalmente tienen las calles.

Aunque podemos resaltar que China no es el único país donde se ha empezado a profundizar esta tecnología.

Francia cuenta con al menos un tramo de este nuevo tipo de carretera construido y el gobierno ha presentado su empeño de realizar un segmento de 1.000 kilómetros de largo. Entretanto en Estados Unidos hay varios proyectos que examinan la construcción de infraestructuras de este mismo tipo.

426 lecturas | Imprimir |  Enviar
COMENTARIOS

PUBLICA TU COMENTARIO
El comentario quedará pendiente de aprobación. Si deseas que el comentario se publique de forma inmediata,
regístrate en News Soliclima.

Nombre
Título
Comentario
Comprobaciones
Por favor, escribe las letras
de la imagen superior en la casilla de debajo.
De este modo verificamos que tu comentario
no lo envía un robot publicitario (spam)
SUMA: Introduzca el resultado de 1+10 =