La naturaleza no hace nada en vano. Aristóteles (384 a.C.-322 a.C.). Filósofo griego.

« Volver

News Soliclima   28/09/2006 - 20:06h

Quién es quién en el culebrón energético español

 

 
 

El sector energético español vive uno de sus momentos más ajetreados. Las opas sobre Endesa y la aparición en escena de dos de las constructoras más importantes españolas —ACS y Acciona— han dibujado un complicado mapa del sector. Estas son algunas de sus claves:

Los protagonistas del culebrón energético español

Endesa

La eléctrica española se ha convertido en la joya de la corona. Es la primera compañía del sector eléctrico español, tanto por potencia instalada como por capacidad de generación, facturación y beneficio. Sólo en el primer semestre de 2005 cerró con un beneficio neto de 956 millones de euros. Creada en 1944 bajo el nombre de Empresa Nacional de Electricidad, S.A., su capital estuvo en manos del Estado hasta que en 1988 arrancó su proceso de privatización con una Oferta Pública de Venta (OPV) del 25% de sus acciones.

En la actualidad, la compañía que preside Manuel Pizarro tiene como principales accionistas a Caja Madrid (9,9%), La Caixa (2,03%), los fondos de inversión Chase Nominees (5,732%) y State Street Bank and Trust (5,038%), y desde esta semana a Acciona, que se ha hecho con al menos un 10% de la eléctrica y ha comunicado su intención de elevar su participación hasta el 24,9%.

Desde hace poco más de un año la eléctrica española vive revolucionada. Dos pretendientes luchan por conseguir tan preciado tesoro. De un lado, Gas Natural, que en septiembre de 2005 lanzó una opa por el equivalente a 21,3 euros por acción y, del otro, la alemana E. ON, que tras sucesivas mejoras ofrece ahora pagar 35 euros por cada título. A ellas se suma la agresiva iniciativa de Acciona, que trae un tercer jugador a la batalla por Endesa.

Gas Natural

Líder absoluto del mercado gasista español con una cuota de mercado del 84% por número de clientes, hunde sus raíces en el siglo XIX, con la Sociedad Catalana para el Alumbrado por Gas. Presidida por Salvador Gabarró, sus principales accionistas son la Caixa (30%), el grupo Repsol YPF (30,8%), seguidos por la francesa Suez (5%) y el fondo de inversión Chase Nominees (5,037%).

E.ON

El grupo alemán de suministro de energía es la mayor compañía privada de electricidad y gas del mundo, con más de 30 millones de clientes en más de 20 países europeos y Estados Unidos y una cifra de facturación (no auditada) de 56.400 millones de euros en el año 2005. Presidida por Wulf H. Bernotat, la empresa está bajo el control de manos alemanas en un 46,37%. El resto de participación es de fondos extranjeros.

Iberdrola

Con más de 100 años de experiencia, Iberdrola es la segunda eléctrica de España. Genera casi el 28% de la energía eléctrica que se produce, y alcanza el 40% de cuota en distribución, con ocho millones de clientes. Está presente en 28 países de todo el mundo. La decisión de ACS, el pasado 26 de septiembre, de adquirir un 10% de la eléctrica cambiaría radicalmente su mapa accionarial. De conseguirlo, la constructora se convertiría en el primer accionista de Iberdrola por delante de Chase Nominees (8,3%), State Street bank & Trust (5,9%), BBVA (5,4%), y BBK (5,01%). De momento, ACS sólo ha conseguido hacerse con una participación del 6,3%.

Unión Fenosa

Nace de la fusión entre Unión Eléctrica y Fuerzas Eléctricas del Noroeste en 1982. Unión Fenosa es la tercera eléctrica española, además de tener presencia en más de 40 países e inversiones directas en 15 de ellos, especialmente agrupados en la zona norte y centro del continente americano. Sus actividades principales se agrupan en el sector de la electricidad y del gas. Su principal accionista es la constructora ACS con un 35%, seguida de Caja de Ahorros de Galicia (9,9%), Manuel Jove (5,1%) y Caixanova (5,02%).

Acciona

Es una de las mayores empresas nacionales e internacionales en la promoción, desarrollo y gestión de energías renovables, infraestructuras, inmobiliaria, servicios logísticos y de transporte, y servicios urbanos y medioambientales. En el primer trimestre de 2006 el grupo constructor obtuvo un beneficio neto de 188 millones de euros, lo que representa un aumento del 38% respecto al mismo periodo del año anterior. Su principal accionista es la familia Entrecanales con el 59,42% del capital de la compañía.

ACS

El Grupo ACS comienza su actividad en 1983, cuando un grupo de ingenieros adquiere Construcciones Padrós, una compañía constructora de mediano tamaño radicada en Badalona (Barcelona) y que atraviesa una delicada situación financiera. La primera de las grandes fusiones llevadas a cabo por el Grupo ACS se produce en 1993 al crearse OCP, que sería el germen del grupo tal y como hoy está estructurado. El cambio de siglo comenzó con la operación de integración con el Grupo Dragados, que posicionó a ACS como el líder indiscutible en el mercado español y una de las compañías más importantes del sector en Europa. En 2005, la constructora liderada por el ex presidente del Real Madrid Florentino Pérez obtuvo un beneficio neto de 608,7 millones de euros, un 34,7% más que el año anterior.

Sus accionistas son Corporación Alba, con un 20%, Corporación Financiera Alcor (los 'Albertos'), que tiene un 12% e Inversiones Vesan (Florentino Pérez), con un 9,5%, según los datos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Mapa energético

Opa de Gas Natural sobre Endesa: "Nosotros ponemos hoy el semen y en nueve meses tendremos la criatura". Con esta frase, del presidente de Gas Natural, Salvador Gabarró, dio el 5 de septiembre de 2005 el pistoletazo de salida a toda una ola de consolidación en el sector. La gasista ofrecía pagar el equivalente a 21,3 euros por acción de Endesa en efectivo y acciones en una opa condicionada a conseguir al menos el 75% del capital. Sin embargo, al consejo de administración de la eléctrica la operación le pareció "hostil" y el precio "insuficiente".

Además, Gas Natural había cerrado un acuerdo con Iberdrola por el que ésta se quedaba con los activos de Endesa que la gasista tuviera que vender tras la fusión por cuestiones de competencia.

La Comisión Nacional de la Energía (CNE) dio finalmente el visto bueno a la operación, previa imposición de 10 de condiciones.

Opa de E.ON sobre Endesa: E.ON llegó en el momento justo. Tras el rechazo de Endesa a la opa de Gas Natural y el visto bueno de la CNE, la aparición en escena de la alemana supuso un respiro para la compañía de Pizarro. La opa está condicionada a conseguir al menos el 50,01% del capital. E.ON comenzó ofreciendo 27,5 euros en efectivo por cada acción, un 30% de lo que proponía Gas Natural. Sin embargo, tras meses de puja, la alemana está ya dispuesta a pagar 35 euros por acción, un 64% más de lo que ofrece Gas Natural, que convertiría la oferta en la mayor del sector en todo el mundo.

Aunque la direccón de Endesa siempre ha defendido que la mejor opción para la eléctrica es seguir en solitario, desde el principio consideró la oferta de E.ON más atractiva para los inversores, no sólo porque paga más, si no porque lo hace en dinero contante y sonante, y no en acciones, como Gas Natural.

Sin embargo, la opa de E.ON nunca fue bien recibida por el Gobierno español, que comunicó rápidamente al grupo alemán su rechazo, al considerar la electricidad un sector estratégico. Además, esto abortaba los sueños de formar el gran 'campeón nacional' que hubiera nacido de la unión con Gas Natural.

En su afán por frenar a E.ON, el Gobierno amplió las funciones de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) para que pudiese evaluar la operación, y ésta impuso a la eléctrica alemana 19 condiciones entre las que se exigía a E.ON que se desprendiera del 30% de la capacidad de generación de Endesa en España.

Pero la Comisión Europea ha puesto firme a España, calificando estas condiciones de ilegales y exigiendo su modificación, además de abrir un procedimiento de infracción por la ampliación de funciones de la CNE, al considerar que viola las normativas comunitarias.

La aparición de Acciona: Llegó en último lugar pero por la puerta grande. La familia Entrecanales sorprendió con su decisión de comprar el 10% del capital de Endesa a 32 euros por acción, muy por encima del precio del mercado en ese momento y de lo que pagaba la opa de E.ON, que reaccionó rápidamente subiendo su oferta a 35 euros por acción. La constructora se gastó 3.388 millones de euros en la operación y se sitúa así como primer accionista de la eléctrica. Además, ya ha avanzado su interés en elevar su posición hasta el 24,9%, el límite que marca la normativa a partir del cual tendría que lanzar una opa por Endesa.

ACS, Unión Fenosa e Iberdrola: Cuando parecía que el 'culebrón' Endesa ocuparía en solitario todas las portadas del 'cuore' económico, Florentino Pérez y su constructora ACS quitaron el protagonismo a 'la opa del año' con la orden de comprar el 10% del capital de Iberdrola a 37 euros por acción. Hasta el momento, ACS sólo se ha logrado hacerse con un 6,3% de la eléctrica. La constructora es, además, el principal accionista de Unión Fenosa con una participación del 35%.

El mercado ha interpretado su entrada en Iberdrola como el prolegómeno a una futura fusión entre ambas eléctricas, lo que daría lugar a la mayor empresa del sector en España. Aunque ACS ha precisado que de momento su interés es "financiero" y que no existe un acuerdo de fusión, los expertos consideran que la combinación de las eléctricas sería la salida natural de esta operación. Iberdrola, por su parte, ha dicho que ve positivamente la entrada de un socio estable en su capital.

Posibles resultados

Endesa-Gas Natural-E.ON-Acciona

A estas alturas del partido, Gas Natural ha quedado prácticamente fuera de la ecuación, ya que además su opa sobre Endesa se encuentra paralizada por las suspensiones cautelares dictadas por un juzgado mercantil y por el Tribunal Supremo. Aun así, una posible combinación de la gasista y la eléctrica daría lugar a la tercera compañía de 'utilities' a escala mundial, sólo por detrás de la italiana Enel y la alemana E.ON, y la primera del área latinoamericana, con 30 millones de clientes y un volumen de activos superior a los 62.000 millones de euros.

Si finalmente es E.ON la que se queda con Endesa, el resultado daría lugar a la mayor empresa de electricidad y gas del mundo, con más de 50 millones de clientes repartidos en más de 30 países y una plantilla de 107.000 empleados. La operación permitiría a E.ON entrar con una posición de liderazgo en la Península Ibérica y en América Latina, mercados en los que no opera.

La entrada de Acciona en Endesa promete dar guerra, sobre todo si lleva adelante su intención de elevar su participación hasta el 24,9%. Si consiguiera entonces el apoyo del segundo accionista de la eléctrica, Caja Madrid, sumaría prácticamente un 35% del capital. Un hueso duro de roer para E.ON, en el supuesto de que la opa de la alemana triunfase y se hiciese con, al menos, ese 50% del capital al que está supeditada. De momento, Acciona ha dicho que su entrada en Endesa "no responde a una operación especulativa" y ha mostrado su disposición a negociar con E.ON la gestión de la primera eléctrica española.

ACS-Unión Fenosa-Iberdrola

Si las sospechas del mercado se cumplen, la unión de Iberdrola y Unión Fenosa sería una operación amistosa de la que surgiría todo un 'campeón nacional': la primera eléctrica y la cuarta empresa española por capitalización bursátil.

La integración de ambas daría lugar a un grupo eléctrico con un beneficio neto conjunto de 2.196 millones de euros y una facturación de casi 18.000 millones, según los datos agregados de ambas compañías a cierre de 2005. El valor en Bolsa de ambos grupos sumaba el martes 42.520 millones de euros.

El objetivo final podría ser crear un gran operador integrado en la Península ibérica, dada la participación del 9,5% que Iberdrola tiene en Energías de Portugal (EDP), que a su vez posee más del 98% de Hidrocantábrico.

Además, se convertiría en una solución perfecta para librar a Iberdrola y Unión Fenosa de las garras de posibles compradores extranjeros, vista la ola de consolidación que vive el sector a nivel europeo.

Fuente: Esther Mucientes. 27 de septiembre de 2006, El Mundo.

 
 

4699 lecturas |  Imprimir  |  Enviar