Las palabras elegantes no son sinceras; las palabras sinceras no son elegantes. Lao-tsé (570 a.C.-490 a.C.). Filósofo chino.