Lo que un hombre piensa de sí mismo, esto es lo que determina, o más bien indica, su destino. Henry David Thoreau (1817-1862). Escritor, poeta y pensador.

« Volver

News Soliclima   27/03/2006 - 18:51h

Aprovechamiento de la energía solar térmica en procesos industriales: introducción

 

 
 

Con un 30%, el sector industrial de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), posee la cuota de consumo de energía más alta de todo el sector económico, seguido muy de cerca por el sector del transporte. Debido a que la energía procedente de combustibles fósiles ha sido durante mucho tiempo más barata y, aparentemente infinita, las compañías han tomado sólo modestas medidas hacia la sustitución de éstos por energía procedente de fuentes renovables. Un proyecto común de la IEA Solar PACES y del Solar Heating and Cooling Programme denominado Task 33/IV en el que han participado 16 instituciones y 11 compañías procedentes de otros tantos países, ha identificado los principales campos de aplicación del calor solar para los procesos industriales y el potencial de esta tecnología, desarrollando una serie de plantas piloto y proyectos demostración. A continuación podemos ver los principales contenidos de este estudio.

El uso de la energía solar para los procesos industriales y de fabricación, así como para la calefacción de naves de fabricación, ha sido limitado a unas pocas aplicaciones. La gran mayoría de los colectores solares térmicos que han sido instalados en todo el mundo y que representan una potenica térmica de aproximadamente 105 GW, son destinados casi exclusivamente a la producción de agua calientesanitaria para uso doméstico opara piscinas, y para calefacción en los sectores residencial y del turismo.

Por lo tanto, una de las primeras medidas enmarcadas dentro de la Tarea 33/IV fue investigar el potencial del calor solar, documentar las plantas y aplicaciones existentes, y analizar las experiencias conseguidas.

Los estudios realizados en tres países -España, Portugal y Asutria- sobre el potencial de este tipo de energía, han mostrado que la demanda de calor de baja temperatura de la industria, que podría cubrirse usando calor solar, es de alrededor de 26 PJ (potencia ténicamente alcanzable). Incluso si sólo el 5% de esta potencia fuese lograda en los próximos años, lo que representaría sólo el 0.6% del calor de baja temperatura requerido en estos tres países, esto necesitaría la instalación de un millón de m2 de colectroes con una potencia de 700 MWt. Actualmente existen alrededor de 85 plantas de energía solar térmica en el mundo destinadas a la producción de calor, con una potencia total instalada de aproximadamente 27 MWt ( área de captación de 38.500 m2).

El hecho de que las plantas solares para obtener calor de proceso pueden alcanzar capacidades desde unos cuantos cientos de kW. hasta varios MW. representa un nuevo reto tecnológico -en particular el comportamiento de la misma durante las paradas de la instalación industrial, ya que lo habitual es que el calor producido no se use durante los fines de semana y vacaciones-.

Un reto aún mayor es la integración del calor solar en el propio proceso productivo. Cuando se emplea energía solar se debe considerar la temperatura alcanzable, la variabilidad de la energía solar, y el perfil de calor requerido por el proceso industrial.

Para superar estos retos, el equipo que ha trabajado en la Tarea ha desarrollado más de 20 conceptos de sistema para adaptarse a los requerimientos de los diferentes sistemas de transporte de la energía térmica (aire, agua-glicol, agua presurizada o vapor), los niveles de temperatura y el proceso al que se va a suministrar calor. Estos conceptos se están probando en diferentes plantas de demostración.

Conclusiones

Aunque el calor solar para los procesos industriales se encuentra en los primeros comienzos de su desarrollo, existe un gran potencial, particularmente para aplicaciones de baja temperatura. La teconología está ya disponible, y en comparación con otros sistemas de generación de energía a partir de energías renovables, es barata y fácil de instalar.

Mayores y más novedosas investigaciones en rangos de media y alta temperatura incrementarán el rendimiento de los procesos industriales en los que se pueda recurrir a la energía solar térmica. Permitirán así mismo abaratar costes y reducir significativamente las emisiones contaminantes.

Fuente: Infopower Solar, febrero 2006

 
 

5069 lecturas |  Imprimir  |  Enviar