El destino de los hombres está hecho de momentos felices, toda la vida los tiene, pero no de épocas felices. Friedrich Nietzsche (1844-1900). Filosofo alemán.
30/10/2006 - 19:29h

Cómo ahorrar costes de energía en el hogar

Ahora que -esperemos- pronto llegará el fresquito y con él, el aumento de consumo energético debido al uso de calefacción, recomendamos diversos sistemas que ahorran energía en el hogar.

Un primer punto son las calderas, en el caso de usarse gas o gasóil como fuente de alimentación del edificio.

Calderas de gas de alto rendimiento

Caldera de bajo consumo a gas
Caldera de gas a condensación Wolf, altamente eficiente. Existen en varias potencias que cubren todo el expectro de necesidades

Las más eficientes son las calderas de gas a condensación, que utilizan cualquier tipo de gas para funcionar – gas ciudad, propano, butano…- y consiguen un rendimiento de hasta un 109% frente a las convencionales. Esto es debido a un mecanismo basado en dos principios: Por un lado, la combustión se realiza hacia abajo, llegándose a alcanzar temperaturas de combustión más elevadas que con una caldera convencional, con lo cual se aprovecha mucho mejor el combustible, y se evita emitirlo al medio ambiente en forma de gas. b. Por otro, las calderas están construidas de tal forma que enfrían el vapor de agua existente en el humo, que se condensa, y se transmite ese calor al sistema de calefacción, en lugar de enviarlo a la atmósfera, con lo que el humo emitido tiene una temperatura considerablemente más baja.

Las calderas de alta condensación se encuentran disponibles en diferentes modelos y potencias, de forma que responden apropiadamente a cualquier tipo de necesidad, desde la generación de agua caliente en una pequeña vivienda, hasta prestaciones industriales.

Una caldera de gas a condensación alcanza ahorros de hasta un 40% de combustible frente a una convencional. En algunos países europeos, como Holanda o Alemania, el 90% de las calderas de instaladas son a condensación.

» Más sobre calderas

Caldera de gasóil de alto rendimiento

Caldera de alto rendimiento a gasoil
Caldera de gasóil de bajo consumo
 

No utilizan el mismo mecanismo que las de gas, porque sus características técnicas son diferentes, por lo que no alcanzan rendimientos tan altos como aquella. La ‘reina’ de estas calderas es la Buderus, de tecnología alemana, que algunos comparan con la también alemana Mercedes, aunque aún no es muy conocida entre nosotros. Es la marca más instalada en su país de origen.

Suelo radiante

Es un sistema de calefacción también muy extendido por Europa y donde se utiliza, de hecho, desde hace más de 25 años. A diferencia de las calderas anteriormente expuestas, su instalación es relativamente compleja, ya que hay que levantar el suelo para realizar la instalación.

El suelo radiante consiste en un sistema de tuberías de calefacción que se encuentran bajo el suelo de las habitaciones, por lo que solo se instala en edificios de nueva cosntrucción o en reforma total. Su principal ventaja consiste en que trabaja a una temperatura mucho más baja que el sistema de calefacción mediante radiadores metálicos, ya que éstos reciben el líquido calefactor a 70ºC, mientras que para el suelo radiente es suficiente con utilizarlo a 40ºC. Es evidente que calentar el agua a 40ºC resulta mucho más eficiente y barato que calentarlo a 70.

Eficiencia en la calefacción: suelo radiante Suelo radiante durante su instalación. Una vez finalizada la obra, no se ve absolutamente nada



Además de su clara ventaja frente a los sistemas tradicionales de radiadores, por los motivos expuestos, cabe destacar también su alto grado de confort, ya que la superficie emisora es mucho más amplia que un radiador, y además se encuentra mucho más cerca del cuerpo humano de lo que suelen estar los radiadores.

El suelo radiante reversible permite utilizar también refrigeración en verano, inyectando en las tuberías agua fría en lugar de caliente.

» Más sobre suelo radiante

Energia solar

Energia solar

Placas solares para generar agua caliente en edificio de viviendas

Cualquiera de estos sistemas es perfectamente compatible con un sistema solar térmico que lo complemente. La energía solar térmica es ya bastante conocida a nivel popular como recurso para generar agua caliente en los edificios. Lo que no se sabe tanto es que también puede aprovecharse para la calefacción, aunque en estos casos la fracción solar –es decir qué porcentaje de demanda energética es cubierta mediante energía solar- no es tan elevada como en el caso de utilizarla solo para el agua caliente. Cuando el sistema se utiliza tanto para agua caliente de grifos y duchas, como para la calefacción, la energía solar cubre aproximadamente un 30% de la demanda anual total de energía. Consecuentemente, la factura de la energía utilizada –gas, electricidad, gasóil- se reduce también en un 30% anual. Estas instalaciones reciben subvenciones tanto de las CCAA como de algunos municipios.

» Más sobre energía solar

Electrodomésticos eficientes

Los electrodomésticos son otros grandes consumidores de energía en el hogar, especialmente los frigoríficos. Conviene recordar que el gasto de consumo de un electrodoméstico a lo largo de su vida útil llega a ser mucho más elevado que el precio que pagamos por él al comprarlo. Por este motivo y aunque sean en un principio más caros, es conveniente adquirir electrodomésticos –así como bombillas- de etiqueta energética A, los más eficientes que existen. Un buen motivo más para comprar este tipo de electrodomésticos ahora, es que todavía se encuentran abiertos los plazos de algunas comunidades autónomas para solciitar las subvenciones del Plan Renove de Electrodomésticos.

Stand by, ese gran devorador de electricidad

Los electrodomésticos con piloto de standby son un fenómeno relativamente nuevo. Hace 20 años, simplemente desconectabas la nevera y te ibas tranquilamente de vacaciones, seguro de que el contador de electricidad se mantendría bien quietecito. Hoy en dia, sin embargo, los contadores continúan moviéndose. El motivo es el consumo de los aparatos con standby.

Cada vez más frecuentemente, los aparatos eléctricos están diseñados para estar conectados a la electricidad 24 horas al día, 7 días a la semana. Y una parte del consumo eléctrico de esos aparatos se produce mientras el usuario no está utilizando realmente el aparato, sino mientras el electrodoméstico se encuentra en 'standby'.

En algunos productos, como impresoras o copiadoras, el modo 'sleep' o 'standby' supone un beneficio importante, disminuyendo bastante el consumo total de energía en circunstancias en las que resulta necesario usarlos en cualquier momento, por ejemplo, la impresora de una oficina con muchos empleados. Pero no todos los standby son tan beneficiosos.

Diversos estudios recientes han demostrado que entre el 3 y el 13% de la electricidad de uso doméstico consumida en países occidentales puede ser atribuída al consumo de aparatos en standby.

Lo ideal para evitar este problema es desenchufar el aparato siempre que sea posible. Por eso nos conviene tener especial cuidado con todos los aparatos que tienen transformador: pc, cargador del móvil. Aunque no estén encendidos, consumen energía.

7150 lecturas |  Añadir comentario  |  Imprimir |  Enviar

Noticias

Encuesta

¿Cuando lees las noticias?
Por la mañana, entre las 7 y las 12 del mediodia
Entre las 12 del mediodia y las 4 de la tarde
Por la tarde, entre las 4 y las 8
De noche, entre las 8 y las 12
De madrugada
Ninguna de las anteriores
» Ver más encuestas

Login

Usuario:       
Clave:
No estoy registrado

Boletín electrónico

e-mail
¿qué es el boletín?