Felicidad no es hacer lo que uno quiere sino querer lo que uno hace. Jean Paul Sartre (1905-1980). Filósofo y escritor francés.
21/04/2010 - 10:50h

Suecia impulsa la calefacción humana

Los costes de la calefacción en Suecia son elevados a causa de su situación geográfica. Ingenieros de este país escandinavo han ideado un sistema innovador para reducir estos costes: el calor que desprenden las 250.000 personas que transitan cada día por la estación central de Estocolmo contribuirán a calentar un edificio anexo de nueva construcción.

La solución ha sido desarrollada por la empresa pública Jernhusen, que gestiona las estaciones de ferrocarril suecas. Se basa en una serie de pequeñas bombas situadas en el sistema de ventilación que aspiran el aire proveniente de la transpiración de los viajeros y el personal de la estación para canalizarlo a través de conducciones subterráneas con la finalidad de calentar agua y de proporcionar calefacción a un nuevo edificio anexo a la instalación ferroviaria. El inmueble, que se llama Kungsbrohuset, cuenta con 13 plantas y con 27.000 metros cuadrados, y esta dedicado a oficinas, restaurantes, tiendas y un hotel. Se ha construido para completar los servicios de la estación, que es la más importante del país. El edificio en sí mismo ya se ha dotado de diversas soluciones tecnológicas para minimizar el consumo energético, a las cuales se suma el sistema que transmitirá el calor desde la estación. Fuentes de Jernhusen han estimado que la reducción de los costes de calefacción alcanzará un 20% y, lo que es más sorprendente, con una inversión de tan solo 21.000 euros.

El sistema no requiere de alta tecnología, sino elementos convencionales como son tuberías y bombas. La idea no es más que una aplicación del aislamento de los edificios y del funcionamiento de la ventilación. Se ha desarrollado observando que la calefacción de la estación central de Estocolmo, sumada al calor generado por las personas, provocaba que, a veces, la temperatura subiese más de la cuenta. Esto conducía a que fuese necesario gastar energía en refrigeración en invierno, lo cual supone un doble gasto.

El precedente americano

El concepto sueco no es nuevo: hay un precedente en Estados Unidos. Se trata del inmenso centro comercial Mall of America, de Minnessota, inagurado en 1992 sin un sistema de calefacción central, un hecho meritorio en un estado del norte de EEUU donde hace mucho frío. El diseño de este gran centro, de más de cuatro millones de m2 y 330 tiendas, se realizó de manera que el calor de los 100.000 visitantes que recibe diariamente, la presencia de grandes ventanales de vidrio y los omnipresentes puntos de luz, fuesen suficientes para llegar a una temperatura de confort de 22ºC. La diferencia con la experiencia sueca es que el Mall de América no se ha construído con sistemas de captación y canalización de calor humano. Aún no se ha metido el peso de este factor en un conjunto donde la iluminación artificial tiene un papel fundamental. Sin embargo, es remarcable la idea de buscar una reducción del consumo de calefacción a través del movimiento de las personas. Una idea, sin duda, con futuro.

calefacción humana

En la imagen podemos ver este centro comercial a vista de pájaro.

Fuente: Theknos, revista del Colegio de Ingenieros Técnicos Industriales de Barcelona

2741 lecturas |  Añadir comentario  |  Imprimir |  Enviar

Noticias

Encuesta

¿Cuando lees las noticias?
Por la mañana, entre las 7 y las 12 del mediodia
Entre las 12 del mediodia y las 4 de la tarde
Por la tarde, entre las 4 y las 8
De noche, entre las 8 y las 12
De madrugada
Ninguna de las anteriores
» Ver más encuestas

Login

Usuario:       
Clave:
No estoy registrado

Boletín electrónico

e-mail
¿qué es el boletín?