Una palabra hiere más profundamente que una espada. Robert Burton (1577-1640). Escritor y clérigo inglés.
7/03/2009 - 16:56h

Cocinar mediante energía solar para 18.000 personas

Cocina solar comunitariaNo es ciencia ficción, ocurre en la India, y se ha conseguido gracias al reflector Scheffler, un concentrador solar especialmente diseñado para cocinas fijas de países en vías de desarrollo.

 
Las cocinas solares existen desde hace tiempo. Inicialmente se crearon sencillas y baratas soluciones para resolver los problemas de suministro que tenían muchas familias especialmente en campos de refugiados, pero también en entornos rurales donde los recursos naturales como la madera ya estaban esquilmados. Estos sencillos aparatos a los que nos referimos están fabricados simplemente a partir de cartones aluminizados y desmontables que cuestan dos dólares por unidad.
Con el tiempo, personas con inquietudes medioambientales han ido creando desarrollos más complejos de todo tipo, de muy diversos materiales, y tanto portátiles como fijas. El uso de estos ingenios comienza a extenderse por los sectores ecologistas occidentales, que utilizan estas cocinas y hornos solares como centro de sus reuniones al aire libre, sustituyendo a la tradicional barbacoa o parrillada. De hecho el cocinero Sergi Arola predice la extensión de la energía solar para cocinar, al menos, en el sur de la península.
Aquí presentamos algunos de estos ingenios.

Horno solar mediante neumáticosEl horno de neumático. Es la solución más absolutamente simple que existe, y ha sido inventado por un indio. Es tan sencillo como colocar un neumático sobre una tabla, dejar un puchero negro en el centro del neumático, y tapar el neumático con un cristal. Y funciona.

 

 

 
 
 
 
Horno solar de cajaEl horno de caja. Una solución casera que puede construir uno mismo si se es un poco manitas, aunque también pueden comprarse hechos. Son necesarias dos cajas de cartón resistente, aislante, una placa métalica, un vidrio y papel de aluminio. Una de las cajas es más pequeña que la otra, y el espacio existente entre las dos se rellena con el material aislante. El interior se recubre de papel de aluminio, se cubre por la parte superior con el cristal, y la pieza metálica se usa como reflector. Necesita el doble de tiempo para funcionar que un horno convencional. Existen muchas variaciones sobre este modelo básico.
 
 
 
 
 
Horno solar comercialEl SunOK. Este horno ya se trata de un modelo comercial fabricado de forma industrial. Está  fabricado a partir de plástico reciclado y reflectores de aluminio. Pesa 12 kg y se le considera un horno portátil que soporta bien las inclemencias del tiempo. Dispone de una versión optimizada para la latitud europea y otra para el trópico, más sencilla porque la radiación solar en esa latitud es más elevada.
 
 
 

Cocina solar fijaCocina solar instalada en cocina convencional. Se trata de un modelo comercializado por Kerr-Cole, que puede instalarse en una cocina convencional, siempre y cuando pueda colocarse en la fachada sur. La pieza que forma el horno en sí queda expuesto en el exterior de la pared, y puede manipularse desde el interior de la vivienda. El cuerpo del horno es de madera, con tapa de cristal e interior aislado, forrado de aluminio. Se le pueden colocar concentradores para aumentar la eficacia, pues ésta es mnorque que en los hornos portátiles, dado que se puede modificar su orientación hacia el Sol.

Concentrador FresnelCocina Fresnel. Consiste en un concentrador solar, es decir, un espejo con forma de antena parabólica, que concentra los rayos sobre un punto. Mediante un brazo, se coloca el puchero en el punto que recibe los rayos concentrados. Existen múltiples variaciones y opciones comerciales de este tipo de sistema. Este modelo concretamente no es una versión comercial, sino que sus planos son públicos y puede construirla cualquier carpintero que disponga de ciertas herramientas.
 
 
 
 

Horno solar plegableHorno solar Molly Baker.

Su diseñadora es estadounidense y lo ha fabricado pensando en un público occidental formado por excursionistas, pues se trata de un modelo plegable que ocupa 2x20x45cm cuando está cerrado.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El sistema solar de la cocina de GaviotasCocina comunitaria de Gaviotas, Colombia. Gaviotas es un pequeño pueblo colombiano que ha optado por una vida sostenible. Han desarrollado un modelo de cocina único utilizando energía solar térmica convencional, de la que se usa en occidente para calentar el agua en las viviendas. Usan colectores de tubos de vacío, que alcanzan temperaturas más elevadas y han creado un circuito cerrado entre los colectores y un tanque, por el que discurre aceite. El aceite calentado se transmite a través de un circuito secundario hasta la cocina, y esta tubería rodea a unas ollas fijas que son en las que se cocina.

 
 
 
 
 
 
 
 

Aldea solarEste tipo de soluciones ingeniosas van más allá incluso de la cocina solar. La empresa alemana Bonim solar ha desarrollado un sistema que puede producir suficiente energía como para que una pequeña comunidad pueda cocinar, bombear agua, moler grano y disponer de electricidad. El sistema se base en una serie de concentradores Fresnel que, al igual que la cocina de Gaviotas, elevan la temperatura del aceite hasta 220ºC. Este aceite es almacenado en un depósito perfectamente aislado que puede fabricarse a nivel local en cualquier lugar del mundo. La energía almacenada puede suministrar la energía necesaria para una comunidad de 50 personas, y ahora mismo se está probando en una ecoaldea portuguesa.

Cocina solar mediante concentradores SchefflerFinalmente, mostraremos el reflector Scheffler, que son los utilizados en la mayor cocina del mundo, la del templo de Tirupati, en India, donde se utilizan 108 de estos concentradores para cocinar la comida de los 18.000 fieles que la visitan diariamente.

Scheffler es un físico alemán que ya comenzó a interesarse por la energía solar durante los años ochenta. Ya en aquel entonces, se planteó la posibilidad de utilizar la energía solar dentro de una cocina estable, de forma que se pudiese aprovechar la radiación solar al máximo. Y el resultado de sus desvelos no pudo ser mejor. Un reflector Scheffler es un ingenio cuyos planos son públicos y, además, está diseñado con el objetivo de que su construcción sea lo más sencilla posible, pues se basa en medidas estándares de acero y espejos de vidrio. Cada uno de los concentradores lleva incorporado un tubo que atraviesa un fluído que alcanza los 400ºC de temperatura, que luego es inyectado en unos moldes huecos en la cocina, sobre los que se ponen las cazuelas.

Se nota la formación física de su creador ya que, aunque su construcción es relativamente sencilla, el aparato es complejo. Sigue de forma automática el movimiento del sol y tiene en cuenta las estaciones del año.

Su óptimo rendimiento ha conseguido que el sector industrial de países en vías de desarrollo se haya interesado por su utilización, y de hecho ya se aplica en procesos industriales. Actualmente hay más de 800 de estos colectores instalados en todo el mundo, la mayor parte de ellos en cocinas colectivas.

Existe un solo reflector Scheffler de demostración pública en toda Europa; se encuentra en el Museo Nacional de la Ciencia y la Técnica de Catalunya, gracias a la Fundación Terra, que lo recibió donado directamente de su creador.

En terra.org puedes encontrar información de hasta 86 tipos de cocinas, secadoras y potibilizadoras diferentes, todas alimentadas mediante energía solar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

42725 lecturas |  Ver comentarios(2)  |  Añadir comentario  |  Imprimir |  Enviar

Noticias

Encuesta

¿Cuando lees las noticias?
Por la mañana, entre las 7 y las 12 del mediodia
Entre las 12 del mediodia y las 4 de la tarde
Por la tarde, entre las 4 y las 8
De noche, entre las 8 y las 12
De madrugada
Ninguna de las anteriores
» Ver más encuestas

Login

Usuario:       
Clave:
No estoy registrado

Boletín electrónico

e-mail
¿qué es el boletín?