En la naturaleza nada hay superfluo. Averroes (1126-1198). Filósofo y médico hispano-árabe.
4/05/2010 - 10:05h

Las energías renovables en Latinoamérica

Energías renovables en Latinoamérica

Latinoamérica ofrece un potencial enorme para la utilización de energías renovables. Pero la voluntad política de llevar a cabo una revolución renovable ha sido nula. En muchos países, esta situación comienza a mejorar y se están empezando a producir iniciativas.

Debido a la escasa fluctuación climática, las condiciones para el aprovechamiento de renovables como la energía solar o la eolica en Latinoamérica son bastante favorables. En esta parte del mundo, que abarca desde el norte de México hasta la punta sur del continente, en las tierras de la Patagonia, diecisiete países de circunstancias muy variables están comenzando a despertar a las renovables.

Sobre todo las más grandes (Argentina, Brasil, Chile, Perú y México) tienen un gran potencial en este sector. Según el catedrático alemán Stefan Krauter, de la Universidad de Biberach para las Ciencias Aplicadas, "por el potencial que tienen, sus resultados son decepcionantes".

Durante los últimos años, el continente ha registrado un crecimiento económico y demográfico enorme, lo que también ha afectado a la demanda de energía. Especialmente los países del sur están experimentando cuellos de botella. Varios gobiernos han reaccionado con la introducción de nuevas políticas para expander y diversificar el suministro nacional de energía. La promoción de las energías renovables está recibiendo así un papel cada vez más importante.

Perú: ambiciosos objetivos

En la búsqueda de hacerse cada vez más independiente de las importaciones fósiles, el gobierno peruano ha establecido el objetivo de reducir el consumo de crudo en un 25% (tomando como referencia el consumo de 2004) para 2011. Según el Ministro de Energía y Minas, Juan Valdivia, la realización de este objetivo requerirá nuevas inversiones que pueden alcanzar los 3.100 millones de dólares para 2016.

En febrero, el gobierno ha elaborado una ley para el fomento de las renovables que aún debe ser aprobada en el Congreso. Si consigue la aprobación, las actividades en el área de las renovables tendrán menos trabas burocráticas en el futuro. Simultaneamente, el gobierno ha fomentado el crecimiento del sector abriendo una oferta pública con un total de 412 MW, que podría cubrir un 10% de la demanda nacional de electricidad. La electricidad será comprada durante un periodo de 20 años a una tarifa fija. Los precios son de 54 euros /MWh para la hidroeléctrica, 80 euros/MWh para la eólica, 197 euros/MWh para la fotovoltaica y 88 euros/MWh para la biomasa. El Ministerio ha aprobado 162 MW para los proyectos hidroeléctricos, 142 para los eólicos, 80 MW para la fotovoltaica y 28 para la biomasa.

Según Stephan Krauter, los concursos públicos para proyectos renovables son un sistema popular de fomentar el sector en estos países. Entre las empresas afortunadas en Perú, se encuentran dos españolas: T-Solar y Solarpack, que desarrollarán cuatro plantas solares, cada una de ellas con una potencia de 20 MW. Estarán situadas en el sur del país. "El proyecto tiene buenas pintas, ya que la radiación solar en estas áreas es muy atractiva, así como las condiciones del país, que disfruta de estabilidad política y económica", asegura Juan Laso, Director de T-Solar.

A finales de febrero, una empresa hispano-peruana anunció sus planes de construir dos parques eolicos con una capacidad total de 110 MW en Perú. Los parques estarán situados en la costa pacífica, junto a La Liberta y Pirua, y se planea su conexión a la red alrededor de 2012, lo que implicará una inversión de 280 millones de dólares.

 

Brasil apuesta por los biocombustibles

Con el objetivo de darle un renovado ímpetu a las renovables, Brasil lanzó en 2002 un programa de promoción denominado PROINFA, que creó un sistema de primas fijas a la producción eléctrica mediante renovables. En el sector éolico, el ambicioso programa ha provocado un espectacular aumento de la potencia instalada, pasándose de los 22 MW en 2003 hasta los 600 de 2009.

Brasil también ha ofrecido proyectos públicos para las renovables. La última oferta tuvo lugar en noviembre de 2009 para energía eólica, y se presentaron 300 proyectos que alcanzaban una potencia total de 10 GW. Pero la fiebre por la eólica desapareció cuando se hizo público que la prima sólo alcanzaría los 80 euros/MWh, frente a subvenciones anteriores que alcanzaban hasta los 110 euros /MWh.

Otro programa que potencia las energías renovables en Brasil es "Luz para todos", que se focaliza en sistemas descentralizados de producción eléctrica. Este programa, que es gestionado por la empresa eléctrica de capital público Eletrobrás, tiene el objetivo de instalar mini-redes para el suministro de más de 10.000 viviendas situadas en regiones remotas sin electricidad. Las subvenciones cubren hasta el 85% del coste de la instalación. por este motivo, los sistemas fotovoltaicos aislados son el principal mercado de la fotovoltaica en Brasil. Con una capacidad total instalada de 3 MW durante 2009, el país se encuentra aún lejos de ser un mercado de masas.

La solar térmica tiene un mayor peso específico. En algunas ciudades, tales como Sao Paulo, la solar es obligatoria para los edificios nuevos. Este sistema ofrece una alternativa barata a los calentadores eléctricos que son habituales en los hogares brasileños. Pero el bajo poder adquisitivo y los elevados costes que para el brasileño medio suponen los sistemas térmicos convencionales se conjugan para evitar un mayor aumento del mercado térmico.. El mercado está dominado por fabricantes locales que ofrecen los sistemas térmicos más sencillos: los termosifónicos.

Argentina: descubriendo la energía eólica

Actualmente el 90% de la demanda energética argentina se cubre mediante gas y gasóleo nacionales. Pero el país es consciente de la necesidad de ampliar su mercado de renovables. Según el plan nacional de la energía, el país debe elevar la producción renovable de electricidad desde el actual 1% hasta un 8% en 2016.

Hoy en día, la potencia instalada de energía eólica en Argentina alcaza los 30 MW, lo que no es nada si tenemos en cuenta el potencial que tiene el país. "Con velocidades que alcanzan los 9 m/sg en las regiones costeras, las condiciones para la eólica son ideales", asegura Koffka, portavoz de la empresa alemana Abo Wind AG., que tienen una licencia de obra para un parque eólico de 50 MW en la provincia de Buenos Aires.

Ya se han anunciado varios proyectos durante los últimos meses, el más grande de ellos obtenido por el grupo español Guascor, que planea invertir 1.700 millones de euros en la instalación de un parque con una capacidad de entre 600 y 900 MW en la provincia de Santa Cruz. Según Guascor, éste será el mayor parque eólico del mundo hasta la fecha y tendrá un total de 700 aerogeneradores.

Chile: ¿un paso atrás?

Según una ley aprobada por el gobierno chileno en 2008, los productores de electricidad con una capacidad superior a los 200 MW deben obtener al menos un 5% de su electricidad de energías renovables para 2010.

En enero, el promotor español Solarpack ha recibido la señal del gobierno chileno de que ya puede comenzar a construir lo que será la primera huerta solar chilena, "granja solar", como se les llama por esos lares. La construcción de la huerta, que alcanzará los 9 MW de potencia y ocupará una superficie de 65 hectáreas en el desierto de Atacama, comenzará a finales de 2010. "Calama I es la primera planta solar del mundo en construirse sin recibir subvenciones ni primas de ningún tipo, y por este motivo se espera que alcance la paridad nada más comenzar a funcionar". Lo cual no es imposible, dado que el precio medio de la electricidad en este país es de 75 euros/MWh, relativamente elevado en comparación con otros países latinoamericanos.

La energía solar térmica, sin embargo, sí que recibe subsidios, gracias a una ley aprobada en agosto de 2009 que será válida hasta finales de 2013.

México: eólica y fotovoltaica en abundancia

En 2008, México simplificó la inversión en el sector de la energía relajando el monopolio de la compañía estatal de petróleo PEMEX. La legislación permite ahora a inversores privados inyectar electricidad en la red, aunque es necesario que cumplan con ciertos criterios. Esto incluye, por ejemplo, que el sistema debe ser inferior a los 30 MW de capacidad. El grupo de origen español OPDE ha conseguido un contrato de la Administración de Durango para instalar una potencia total de 45 MW. Aunque el proyecto todavía está en la fase de planificación, la primera planta se finalizará ya durante 2010.

México también ofrece un gran potencial eólico, que el Laboratorio de Energías Renovables de Estados Unidos estima en 40 GW. Ya hay numerosos proyectos ambiciosos al respecto. Enel Green Power y Enerthi Mexico ya tienen planes para cubrir casi 1 GW en parques que estarían localizados en la Baja California, Zacatecas y Oaxaca.

España: un pié en la Península, otro en Latinoamérica

Los agentes españoles tienen una clara ventaja en el mercado renovable latinoamericano. No sólo porque sean una potencia mundial en el sector, sino también por la herencia cultural e idioma comunes, que simplifica las actividades de las empresas en estos países. Además, hay bancos españoles en la zona, lo que facilita la financiación.

En resumen, las renovables empiezan a despertar en estos territorios, pero aún se encuentran muy lejos de convertir la energía eólica o fotovoltaica en parte importante de su mix energético.

Fuente: Solar and Wind Energy Magazine

3399 lecturas |  Ver comentarios(1)  |  Añadir comentario  |  Imprimir |  Enviar

Noticias

Encuesta

¿Cuando lees las noticias?
Por la mañana, entre las 7 y las 12 del mediodia
Entre las 12 del mediodia y las 4 de la tarde
Por la tarde, entre las 4 y las 8
De noche, entre las 8 y las 12
De madrugada
Ninguna de las anteriores
» Ver más encuestas

Login

Usuario:       
Clave:
No estoy registrado

Boletín electrónico

e-mail
¿qué es el boletín?