La vida es muy peligrosa. No por los personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa. Albert Einstein (1879-1955). Científico estadounidense
27/02/2008 - 14:59h

Aigües Ter-Llobregat (ATL) minimiza la fuga de agua de Badalona

El agua va a la piscina de Torre Codina.La fuga de la cañería de ATL (Aigües-Ter Llobregat) que da servicio a Badalona y otros municipios del área metropolitana de Barcelona desde hace 40 años corresponde, según nota de prensa remitida por el ente, al 50% de la cantidad que ha hecho pública el Ayuntamiento de Badalona. Una primera estimación la sitúa en unos 216.000 litros día, o lo que es lo mismo, 9.000 litros hora. El hecho que se mezcle con agua de la mina dificulta la valoración del aforo. A partir de estas estimaciones más reales: 9 m3/hora x 24 h = 216m3/día. Si lo multiplicamos por 30 días = 6.480 m3/mes.
 
Como se explicó en rueda de prensa el pasado día 4 de enero, «la aportación de caudales de emergencia en toda Catalunya es de 11.840.000 m3/mes»; por lo tanto, los 6.480 m3/mes suponen un 0,05% y no un 10%. Es, por lo tanto, una gran irresponsabilidad, por parte del Ayuntamiento de Badalona y también por parte del diario citado "según afirma ATL", afirmar en su editorial, sin contrastar los datos y sin hacer bien las multiplicaciones, que «con esta fuga se pierde el 10% del agua que se recuperará cada mes con todas las medidas de emergencia que se presentaron hace 4 días».

El agua que se filtra en Badalona procede en gran medida de una antigua mina de agua no potable que se encuentra a 600 metros de la cañería de ATL y así lo constatan las analíticas de las que se dispone y que demuestran que «no se trata de agua potable». Por lo tanto, la fuga es un mezcla del agua de la mina con las pérdidas propias de la cañería de ATL.

ATL está ejecutando los trabajos de reposición de una gran infraestructura, la del desdoblamiento de la antigua cañería (acueducto de más de 21,9 km y 3 metros de diámetro) de abastecimiento que atraviesa la Serralada Litoral hasta la estación distribuidora de la Trinitat, en Barcelona, y da servicio a más de 2,5 millones de habitantes. Es una más de las obras que se está ejecutando como alternativa al derogado trasvase del ramal norte del Ebro y un claro ejemplo de obtención de recurso mediante la eficiencia en las redes regionales de abastecimiento.

Se trata de una obra grande y compleja que se está ejecutando con un doble objetivo: de un lado para aportar seguridad al abstecimiento (la antigua cañería de hace más de 40 años y que tiene las pérdidas habituales de una infraestructura tan antigua, sólo se puede reparar desde dentro y esto querría decir cortar el suministro a gran parte de los municipios a los que da servicio) y del otro, garantizar la estanqueidad de la red.

La estanqueidad del nuevo acueducto, cuya última fase estará finalizada en el plazo de un año, reducirá del  4% al 2% el porcentaje de pérdidas de la red regional, hecho que supone un ahorro añadido de 4 hectómetres cúbicos/año que restan a los embalses de la cuenca del  río Ter. «Ha sido el Gobierno actual quien ha afrontado la resolución de este problema, sin que el Gobierno anterior haya hecho nada al respeto durante más de 2 décadas en qué estuvo gobernando», añade la nota de prensa remitida por Aigües Ter-Llobregat.

Conduccción ETAP del Ter - estación distribuidora de la Trinitat

El suministro de agua potable a la región metropolitana de Barcelona depende, en parte, del agua procedente de los embalses de la cuenca del río Ter que se potabiliza en la estación de tratamiento del Ter, situada en los municipios de Cardedeu, la Roca del  Vallès y Llinars del Vallès. Una vez potabilizada, el agua se canaliza mediante un acueducto de 3 metros de diámetro, excavado en túnel bajo la Serralada Litoral hasta la estación distribuidora de la Trinitat en Barcelona. De este acueducto salen diferentes derivaciones hacia varias poblaciones de las comarcas del Maresme, del  Vallès Oriental, del  Vallès Occidental y del Barcelonès abasteciendo a una población de aproximadamente 2,5 millones de personas.

El acueducto fue construido en los años sesenta. Es la arteria más vieja de la red regional por lo que se debe proceder a su rehabilitación para evitar las fugas que se producen al cabo de los años en una infraestructura de estas características. Como que su reparación hace falta hacerla desde dentro y por no dejar sin suministro buena parte de Barcelona y municipios vecinos, ATL inició en 2003 las obras de una conducción que servirá como desdoblamiento del acueducto mencionado, permitiendo así su reparación y dando más flexibilidad a la explotación. También servirá para acercar la cañería principal a los puntos de consumo y recuperar presiones en los ramaless de conexión a los depósitos de cabecera municipales y, en resumen, asegurar el suministro.

Esta cañería de 21,69 Km de longitud y con un presupuesto de 78,7 millones de euros, financiados íntegramente por Aigües Ter-Llobregat, se está ejecutando por tramos, habiéndose ya acabado los tramos 1, 3 y 4 y estando el tramo 2, el último, en construcción. La previsión es que el verano de 2009 se pueda poner en servicio este desdoblamiento y, a continuación, se procederá a la reparación y mejora interior del acueducto.

La estanqueidad del acueducto reducirá de forma sustancial el volumen de fugas de la red regional de ATL "hoy ya muy bajo y estimado en el 4%" hasta porcentajes inferiores al 2%, mucho más bajos que la media de las redes españolas que se encuentran en un 17,9%, hecho que supone un ahorro añadido de 4 hectómetres cúbicos/año que restan a los embalses de la cuenca del Ter.

En febrero de 2006, y de acuerdo con las indicaciones de los técnicos del Ayuntamiento de Badalona y dada la existencia de unas posibles fugas en la cañería [de diámetro de 3 metros (DN3000)], al paso por su término municipal, ATL realizó una serie de tomas de muestras para analizar el agua procedente de los parajes conocidos como Monestir, Font del  Pop y Font de la Rosa.

En esta zona existe agua subterránea natural, dado que por ella discurre, además de las fuentes ya mencionadas, una antigua mina de agua, evidentemente anterior a l'existencia de la cañería DN3000. Aun así, el resultado de los análisis realizados confirmó que únicamente en la fuente de la Rosa había restos de agua que podía proceder del acueducto del Ter, pero que en ningún caso, toda el agua de la zona procedía de este río ni de la conducción de ATL, la cual se encuentra aproximadamente a 650 metros de dónde se hace evidente la surgència de agua.

De acuerdo con la petición por escrito del Ayuntamiento de Badalona, en todo caso, la Agència Catalana de l'Aigua (ACA) podría autorizar al Ayuntamiento el uso que pide hacer para limpieza de calles, alcantarillado y riego, siempre que las condiciones sanitarias lo permitan. El caudal a aprovechar podría disminuir una vez ATL haya reparado el acueducto Cardedeu-Trinitat. También se podrían financiar des de ATL las infraestructuras necesarias por este aprovechamiento.
3076 lecturas |  Añadir comentario  |  Imprimir |  Enviar

Noticias

Encuesta

¿Cuando lees las noticias?
Por la mañana, entre las 7 y las 12 del mediodia
Entre las 12 del mediodia y las 4 de la tarde
Por la tarde, entre las 4 y las 8
De noche, entre las 8 y las 12
De madrugada
Ninguna de las anteriores
» Ver más encuestas

Login

Usuario:       
Clave:
No estoy registrado

Boletín electrónico

e-mail
¿qué es el boletín?