20/12/2018 - 15:55h

La factura eléctrica se disparará en más de un 25% estas Navidades

Gana Energía, startup comercializadora independiente de electricidad que ofrece energía 100% renovable, prevé un incremento en la factura de la luz de más de un 25% durante estas navidades. Este aumento tan significativo en el precio de la factura eléctrica se debe, por un lado, a que el coste eléctrico aumenta un 10% durante éstas fechas, pero también a que pasamos más tiempo en el hogar.

"Se trata de fechas en las que pasamos más tiempo en casa, celebraciones familiares y con amigos, lo que provoca que el consumo eléctrico en casa pueda incrementarse entre un 2% y 3%", señala Sara Moreno Chennane, directora de Comunicación y Marketing de Gana Energía.

Elementos que influyen en el incremento de la factura

Los principales factores que influyen en el aumento de la factura eléctrica son un mayor uso de la calefacción así como de determinados electrodomésticos, principalmente el horno, la vitrocerámica y el lavavajillas,  dado que su consumo se incrementa alrededor de un 13%. A esto se suma el mayor número de horas en las que es necesario estar con la luz encendida, tanto porque se cuenta con menos horas de sol como porque las celebraciones se alargan hasta avanzada la madrugada. Del mismo modo crece el consumo de dispositivos tecnológicos como ordenadores, televisiones, tablets o consolas, especialmente entre los más pequeños que se encuentran de vacaciones. La iluminación decorativa propia de estas fechas también supone un extra para la gran mayoría de los hogares españoles, no obstante, "al contrario de lo que se suele creer, este tipo de iluminación no supone un alto nivel de consumo como pensamos, pues, a día de hoy, la mayoría de nosotros optamos por adornos y luces de LED" señala Moreno.

Consejos para reducir la factura energética en Navidad

Tiene que saber que los electrodomésticos representan un 45% del consumo eléctrico del hogar, así que podrían ser un punto de partida a la hora de empezar a ahorrar energía. Durante éstas fechas, el uso de grandes electrodomésticos como el lavavajillas o el horno, pero también el lavavajillas así como el uso de la calefacción, aumentan un 13%; todo ello conlleva un gran gasto de energía.

  • Placa de cocina y horno

    Un buen truco es aprovechar el calor que aún desprenden éstos aparatos una vez apagados para acabar de cocinar. En el caso del horno, conviene no abrir muchas veces la puerta mientras está encendido, es el mismo caso con la puerta del frigorífico. Esto último es importante pues el frigorífico supone un 18% de la factura de la luz, un porcentaje nada despreciable.

  • Calefacción

    Por lo que atañe a la calefacción, preste atención a no dejar ventanas o puertas abiertas que den al exterior o a habitaciones que estén en desuso. Si además mantiene una temperatura adecuada a la época del año (máximo a 21 ºC), y por la noche se acuerda de bajarla (de 15 a 17 ºC), estará usted aprovechando óptimamente la calefacción.


Consejos para reducir la factura eléctrica en cualquier época del año, también en Navidad

1. Dejar a los electrodomésticos vampiro que te chupen la sangre hasta dejarte seco

Una de las principales razones por las que su factura de electricidad puede ser alta es que deja sus aparatos electrónicos enchufados,  los esté usando o no. Si bien eso podría no haber sido tan problemático hace años, la mayoría de los electrodomésticos y aparatos modernos consumen electricidad cuando están apagados. Esto se debe principalmente a que gran parte de la tecnología moderna nunca se apaga. Cuando presiona el botón de "Encendido" en su DVR, computadora o televisor, en realidad pasa al modo de espera para que pueda volver a encenderse más rápido luego. El problema es que estos dispositivos están inactivos, succionando la electricidad de su hogar mientras espera recibir una orden de usted o espera que se ejecute una tarea programada. Todo lo que tenga un reloj, como hornos de microondas y cafeteras, e incluso tecnologías más antiguas, como videograbadoras, necesita energía para mantener el tiempo apagado.

Solución:

Puedes comenzar a ahorrar energía conectando los dispositivos a las tomas de corriente y apagándolas cuando no las estés usando. De esa manera, apagado realmente significa apagado ya que ha desconectado efectivamente el dispositivo de la fuente de alimentación.

2. Alimentación de grandes electrodomésticos

Los electrodomésticos grandes, como los lavavajillas, las lavadoras de ropa y las secadoras de ropa tienen un apetito insaciable por la electricidad y su uso con demasiada frecuencia puede hacer que su factura de electricidad suba.

Solución:

Para su lavavajillas, asegúrese de llenarlo al máximo antes de ponerlo en marcha, elija un ciclo de lavado adecuado y cambie la configuración de secado para usar sin calor o un programa lento. Para lavadoras (que puede representar sobre un 6% del gasto de los electrodomésticos) y secadoras de ropa, intente tener solo un día de lavado cada semana, llene sus cargas al máximo y seleccione calor bajo para secar.
 
3. Mal uso de las luces

Cuando se trata de iluminación, muchas personas cometen el error de usar luces para iluminar una habitación completa, lo que puede contribuir a elevar las facturas de electricidad. Sin embargo, la iluminación es eficiente solo cuando se usa directamente para proporcionar luz a áreas específicas de una habitación, como sofás, sillas, mesas de cocina y áreas de trabajo. Obviamente también pagará más en su factura eléctrica si mantiene las luces encendidas cuando nadie las está usando.

Solución:

Use la iluminación solo para áreas específicas que están ocupadas y asegúrese de apagar las luces cuando esas áreas ya no estén en uso. Cambie las bombillas incandescentes ineficientes por bombillas LFC de bajo consumo o LED para ahorrar dinero cuando las luces están encendidas.

4. Cambie sus electrodomésticos viejos

El uso de electrodomésticos viejos es probablemente una de las razones más importantes por las que está pagando más en su factura eléctrica. Ese refrigerador o horno anticuado puede ser bonito y moderno en su cocina retro, pero también sube su factura eléctrica hasta el techo. Simplemente no son eficientes energéticamente. Incluso su lavavajillas, lavadora y secadora que se construyeron en la década de 1990 haciendo gastar más de lo necesario, ya que Energy Star no comenzó a calificar esos aparatos hasta después de 1997.

Solución:

Esta es fácil. Actualice sus electrodomésticos con nuevos modelos con certificado de eficiencia energética. Por ejemplo, un nuevo refrigerador con consumo eficiente de energía consume aproximadamente cuatro veces menos electricidad que un modelo anterior.

5. ¡Cuidado con los cargadores!

Mire en su hogar toda la tecnología que utiliza cargadores: teléfonos celulares, reproductores de MP3, iPad y tabletas, máquinas de afeitar eléctricas, cepillos de dientes eléctricos, computadoras portátiles, sistemas de juegos portátiles y una gran cantidad de dispositivos similares. Cuanto más aficionado a la tecnología y a los gadgets sea, más probabilidades tendrá de tener estos dispositivos enchufados y chupando energía de su hogar, y por lo tanto es más probable que pague una factura de electricidad costosa debido a ellos.

Solución:

Desconecte los adaptadores de CA y los cargadores de los enchufes cuando no estén cargando activamente un dispositivo, ya que solo extraerán la electricidad de su enchufe. Además, asegúrese de cargar sus dispositivos solo cuando lo necesiten. La carga innecesaria no solo cuesta dinero, sino que también puede acortar la vida útil de la batería de su dispositivo.

Entonces, la próxima vez que su factura de electricidad lo envíe a una oleada de pánico presupuestario, considere la fuente antes de llamar a su proveedor de energía. Es probable que tenga que cambiar una o dos cosas sobre el consumo de energía de su hogar.

Fuente: www.solarnews.es

372 lecturas |  Añadir comentario  |  Imprimir |  Enviar