27/12/2018 - 22:48h

¿Cuáles son tus eco-retos para 2019?

Éste 2019 promete ser un año clave para frenar el cambio climático, pero no debemos darlo por hecho. Los cambios globales al final son el resultado de sumar los cambios que lleva a cabo cada individuo, cada uno de nosotros. ¿Te has planteado qué papel puedes desempeñar tu en esta transición?

Hemos recopilado unas cuantas ideas para que éste próximo año hagamos la revolución sostenible. Deseamos que os parezcan útiles y novedosas:

  1. Lleva una bolsa reusable: Cuando vayas a hacer la compra, recuerda llevar una o varias bolsas de tela el el bolso. Así evitas comprar bolsas de plástico, un material bien conocido por ser muy poco biodegradable. Las bolsas de tela son más resistentes y más fácilmente reutilizables, aunque puedes simplemente traer las bolsas plásticas de la compra anterior.
  2. Come comida real (movimiento realfooding): Fíjate cuando entras en un supermercado, ¿que es lo que más ves? Predomina el plástico; los procesados y ultraprocesados han invadido las estanterías y llegan a nuestras casas. Si quieres reducir tu huella de carbono, cocinar tu mismo y desde los ingredientes más básicos es fundamental. Puedes empezar a cocinar un día a la semana si no lo haces nunca, y poco a poco ir aumentando. ¡La salud del planeta y la tuya se verán muy beneficiadas!.
  3. Come ecológico: Comer productos ecológicos es más caro, pero en el fondo es una inversión: al ser más nutritivos y libres de pesticidas tóxicos, nos ahorran médicos a la larga. Aún siendo caros, podemos conseguir que nos resulte más asequible. Si somos lo suficientemente pacientes y respetamos los ritmos naturales de la tierra y comemos en cada época del año lo que la naturaleza nos provee, comeremos más barato (porque habrá mucha más oferta) y los alimentos serán infinitamente más sabrosos.
  4. Come menos carne y productos animales en general: Con el grano que se usa para alimentar ganado se podría alimentar a mucha más gente que con la carne resultante de ese ganado. Por ello, diversas ONG que luchan contra el hambre mundial incitan a sus simpatizantes a adoptar dietas vegetarianas, como por ejemplo FOOD FOR LIFE y Mercy For Animals. Además la ganadería industrial, de la cual provienen la mayoría de éstos productos, contribuye notablemente a la desertificación del suelo, la contaminación del agua y la deforestación.
  5. No te fíes de la ropa barata: Lo que tu no pagas, lo paga el medio ambiente. A menudo la ropa barata se fabrica en países donde las normas de respeto al medio ambiente y a los trabajadores no son demasiado estrictas, lo que permite a las empresas actuar de forma egoísta para rebajar los costes de producción.
  6. Usa una botella de agua reutilizable: Muchos las usan de vidrio, aunque entonces conviene que vaya revestida de un material capaz de amortiguar un golpe, pues es muy fácil que se caiga y cause un estropicio.
  7. Camina, usa la bicicleta o muévete en transporte público: Al que tiene tiempo y lo sabe gestionar le sobra dinero. Aunque se va más rápido en coche, tu billetera se verá más ancha si decides usar métodos de transporte alternativos.
  8. Pregúntate qué puedes hacer en tu casa para reducir tu huella de carbono: ¿mi electricidad procede de fuentes sostenibles? ¿podria reusar el agua del baño o de la lluvia? ¿mi casa es eficiente energéticamente? Responder a éstas preguntas nos llevará posiblemente a actuar y/o cambiar de compañia eléctrica, cambiar electrodomésticos y/o hacer una inversión en instalaciones basadas en energias renovables que en un futuro seran beneficiosas.
4219 lecturas |  Añadir comentario  |  Imprimir |  Enviar