3/07/2023 - 22:30h

El planeta está siendo golpeado por el calentamiento global y la aparición del fenómeno del Niño

El planeta está siendo golpeado con una doble amenaza de calentamiento global en 2023. Además del aumento inexorable de la temperatura global causado por las emisiones de gases de efecto invernadero, hay un emergente fenómeno de El Niño. Este evento esporádico es la mayor influencia natural en el clima de un año a otro y agrega un impulso adicional de calor a un mundo que ya se está sobrecalentando. El resultado es un clima extremo supercargado, afectando vidas y medios de vida.

El último gran El Niño, de 2014 a 2016, llevó a que cada uno de esos años rompiera sucesivamente el récord de temperatura global y 2016 sigue siendo el año más caluroso registrado. Sin embargo, El Niño ha comenzado y ya puede estar impulsando nuevos récords de temperatura, con olas de calor récord en tierra desde Puerto Rico hasta China y olas de calor récord en los mares alrededor del Reino Unido.

¿Qué es el ciclo de El Niño-La Niña?

Las variaciones en la fuerza del viento y las temperaturas del océano en el vasto Océano Pacífico conducen a dos patrones climáticos distintos, El Niño y La Niña. El cambio entre ellos ocurre de manera irregular, cada tres a siete años, generalmente con años neutrales intermedios. El fenómeno del Niño tiende a durar alrededor de un año, pero la fase de La Niña puede ser más larga y 2023 ha traído el fin de una rara serie de tres años sucesivos de La Niña.

¿Qué impulsa el ciclo?

Los vientos del este alejan las aguas cálidas del Pacífico ecuatorial de Sudamérica, acumulándose en el oeste y extrayendo agua fría del este. Durante El Niño, el agua cálida se extiende por todo el Pacífico, mientras que en La Niña, los vientos del este son más fuertes, enfriando las aguas del este del Pacífico. Los cambios entre estas condiciones son resultado de interacciones complejas del sistema climático.

¿Cómo aumenta El Niño las temperaturas globales?

El océano absorbe más del 90% del calor atrapado por los gases de efecto invernadero liberados por la quema de combustibles fósiles y otras actividades humanas. El océano es particularmente efectivo para absorber el calor durante un evento de La Niña, cuando las temperaturas del este del Pacífico son especialmente frías. Sin embargo, durante un El Niño, parte de este calor se libera a la atmósfera porque el agua cálida se extiende por todo el Pacífico, cubriendo las aguas más frías. El Niño puede agregar hasta 0.2 °C a las temperaturas globales anuales de la superficie.

¿Cómo afecta El Niño al clima extremo?

El fenómeno de El Niño-La Niña altera el clima y puede causar olas de calor, sequías, incendios forestales e inundaciones en diferentes regiones. Los lugares más cercanos al Pacífico son los más afectados, como Perú y Ecuador. Durante un El Niño, el clima en la Amazonía se vuelve más cálido y seco, lo que significa menos crecimiento y un mayor riesgo de incendios. En Australia, El Niño puede provocar temperaturas más altas, lo que aumenta el riesgo de olas de calor, sequías e incendios forestales en el este del país. Los países más lejanos del ecuador también se ven afectados por El Niño.

¿El Niño afecta lugares más lejanos del Pacífico?

Sí, El Niño impacta en todo el sistema climático global, reduciendo las lluvias en el monzón indio y afectando el riesgo de huracanes y tifones. También puede cambiar el clima en Europa. Además, tiene efectos secundarios como el aumento de enfermedades infecciosas y la menor producción de alimentos relacionada con las guerras civiles.

¿Cuál es la situación actual?

Las condiciones débiles de El Niño llegaron en mayo y se espera que se fortalezcan en los próximos meses, con un 84% de probabilidad de un evento moderado en su punto máximo de noviembre a enero, y un 56% de probabilidad de un evento fuerte.

Las temperaturas globales promedio a principios de junio estuvieron casi 1 °C por encima de los niveles registrados previamente para el mismo mes, lo que llevó a olas de calor récord desde Puerto Rico hasta Siberia y China. Algunos científicos dijeron que el calentamiento sugería que 2023 podría convertirse en el año más caluroso registrado, aunque la mayor parte del calor de El Niño aparecerá en 2024.

¿El cambio climático causado por el ser humano aumenta la probabilidad de El Niño o La Niña, o ambas?

Los científicos no tienen certeza sobre el aumento de eventos de El Niño y La Niña. Los modelos climáticos actuales no son suficientemente precisos para representar la dinámica del océano del Pacífico tropical y las nubes de tormenta. Se espera que una nueva generación de modelos climáticos globales proporcione respuestas más sólidas a esta pregunta importante.

Una cosa es segura. El aumento de las temperaturas globales, impulsado en años de El Niño y trayendo peores condiciones climáticas extremas, no terminará hasta que las emisiones de carbono se reduzcan a cero neto.

Fuente: The Guardian

455 lecturas | Imprimir |  Enviar
COMENTARIOS

PUBLICA TU COMENTARIO
El comentario quedará pendiente de aprobación. Si deseas que el comentario se publique de forma inmediata,
regístrate en News Soliclima.

Nombre
Título
Comentario
Comprobaciones
Por favor, escribe las letras
de la imagen superior en la casilla de debajo.
De este modo verificamos que tu comentario
no lo envía un robot publicitario (spam)
SUMA: Introduzca el resultado de 1+10 =