5/08/2023 - 07:30h

Materiales que absorben la humedad podrían transformar el aire acondicionado

Un sorprendente conjunto de materiales podrían ayudar a hacer aires acondicionados más eficientes que no sobrecarguen la red eléctrica en los días calurosos.

A medida que el calor extremo continúa rompiendo récords en todo el mundo, se espera que la demanda de electricidad para aire acondicionado se triplique en las próximas décadas, un aumento de aproximadamente 4,000 teravatios-hora entre 2016 y 2050, según la Agencia Internacional de Energía, o aproximadamente la misma demanda de electricidad que toda la red eléctrica de Estados Unidos en 2022.

La necesidad de construir aires acondicionados más eficientes se ha vuelto cada vez más urgente. Mientras algunas compañías se enfocan en mejorar los diseños existentes, otras buscan sistemas completamente nuevos que utilicen materiales llamados desecantes. Estos sistemas podrían enfriar de manera más eficiente, incluso en condiciones extremas de calor y humedad, reduciendo el estrés en la red eléctrica.

Los sistemas de compresión de vapor, que son los más utilizados, tienen más de 100 años y su diseño básico no ha cambiado mucho desde su invención. Este enfoque requiere mucha energía para bombear y comprimir el refrigerante lo suficiente como para transportar calor al exterior, especialmente cuando las temperaturas son muy altas. Además, los sistemas de compresión de vapor tratan la humedad y el calor juntos, lo cual es otro inconveniente.

Mantener un edificio cómodo tiene mucho que ver con mantener un ambiente de baja humedad, pero los acondicionadores de aire deben enfriar el aire para eliminar la humedad. Sin un sistema designado para abordar la humedad, los edificios a menudo están "sobreenfriados", lo que puede agregar una enorme carga energética.

Los sistemas que abordan la deshumidificación y la refrigeración por separado podrían mantener las temperaturas del edificio cómodas con menos energía y permitir una mayor flexibilidad en diferentes entornos. Un número creciente de nuevas empresas están buscando desecantes para lograr precisamente eso.

Los desecantes son materiales que absorben la humedad. Se podrían agregar otros tipos de desecantes a los diseños existentes para acondicionadores de aire, absorbiendo el agua del aire y reduciendo la energía requerida para mantener las habitaciones cómodas. Algunas startups están utilizando desecantes líquidos para construir sistemas de enfriamiento que reemplazarían por completo a los acondicionadores de aire tradicionales. La tecnología de enfriamiento de estas empresas se basa en una solución salina que está tan concentrada que puede extraer la humedad del aire.

Los sistemas de enfriamiento desecante pueden funcionar en prácticamente cualquier clima, combinando el enfriamiento evaporativo con los desecantes. Esto permitiría reducir el uso anual de electricidad en un total de entre 50% y 80% en comparación con un sistema de aire acondicionado convencional, dependiendo del entorno. Además, la tecnología podría ser crucial para ayudar a más personas a vivir y trabajar en entornos seguros sin sobrecargar las redes eléctricas.

Fuente: MIT Technology Review

453 lecturas |  Añadir comentario  |  Imprimir |  Enviar