19/07/2018 - 08:46h

El cambio climático está afectando a nuestro nivel nutricional

Estamos siendo afectados a nivel nutricional por el cambio climáticoLas actividades humanas siguen emitiendo grandes cantidades de CO2 a la atmósfera; ademas, los países en desarrollo continuan su industrialización y siguen quemando cantidad de combustibles fósiles afectando en gran parte la productividad de plantas y otros seres que dependen de ellas.

Lewis Ziska, biólogo de plantas en el departamento de agricultura en los Estados Unidos, está estudiando el efecto que los niveles de dióxido de carbono está produciendo en cultivos como el arroz, del cual recientemente descubrieron que cultivado bajo los niveles CO2 que se esperan para finales de este ciclo obtendrá niveles más bajos de hierro, vitamina D, zinc y proteínas.

"Es la única fuente de calorías para millones de personas en el mundo, puestos que, lo que ocurra con este nutriente tendrá un gran impacto en la comunidad global; creemos que hay un efecto de disolución a medida que las plantas crecen, hay un desequilibrio entre todo el carbono adicional en el aire y los nutrientes del suelo que no están compensando este carbono adicional" argumenta Ziska.

Sin embargo, otros estudios han encontrado que el maíz, los guisantes de campo, la soja y otros cultivos también pierden un valor nutricional a medida que aumentan los niveles de CO2. Durante 30 años Ziska ha estado preguntándose como el aumento del CO2 estaria afectando a las plantas y a las criaturas que dependen de ellas, desde los cultivos y las malas hiervas hasta el polen que alimenta a las abejas.

Millones de peces mueren por altas temperaturas

Los peces se verían obligados a migrar fuera de sus hábitats un 65% más rápido de la velocidad normal

Pero no solo se notan las consecuencias en los campos, hace pocos dias el diario El País publicó un articulo que titulaba “Los peces también migran por el clima” en el que subtitula que el cambio climático seguirá desplazando los bancos marinos de lugares como Kiribati o Ecuador, alterando algas y corales y comprometiendo la seguridad alimentaria de millones de personas.

Países tropicales como Ecuador o las pequeñas naciones insulares de Kiribati, Palaos o Micronesia sufrirán los peores descensos. España o Francia también sacarán menos pescado de sus zonas exclusivas. En cambio, los estados más boreales, como Noruega, Rusia o Canadá, verán un alza en el potencial de sus aguas, lo mismo que los más australes. Esta tendencia se explica, en gran parte, por los movimientos de los bancos de peces, que migran buscando aguas más frías ante el aumento de las temperaturas o escapando de otros problemas.

339 lecturas |  Añadir comentario  |  Imprimir |  Enviar