26/05/2009 - 12:37h

Gran Bretaña impondrá el CSS en todas sus nuevas centrales de carbón

La tecnología CSS consiste en el almacenamiento del CO2 emitido en actividades industriales, normalmente capturado en el momento de ser producido.
Hay muchos críticos de esta tecnología, principalmente porque sólo supone -barre bajo la alfombra-. Es decir, el CO2 se emite igual, pero se almacena bajo suelo, con el consiguiente peligro de que pueda existir un escape de gas a la atmósfera.

Pero el Reino Unido se encuentra entre la espada y la pared, dado que la mayor parte de sus centrales nucleares serán cerradas antes de que la próxima generación pueda entrar en funcionamiento; sus parques eólicos marinos, gran baza renovable y de reducción de emisiones, también están teniendo problemas debido a su alto precio, con lo cual la captura de CO2 es la única opción viable que le queda a  este país para cumplir sus compromisos de reducción de emisiones.

 Fuente: Soliclima
2770 lecturas |  Añadir comentario  |  Imprimir |  Enviar