10/08/2023 - 08:18h

Las olas de calor contribuyen al aumento de los precios de la gasolina en EE.UU.

El extraordinario calor experimentado en las comunidades del sur de los Estados Unidos está afectando la confianza de los conductores, pero también las operaciones en los grandes centros de refinería, lo que contribuye al aumento de los precios de la gasolina.

La Asociación Americana del Automóvil informa que el promedio nacional de un galón de gasolina sin plomo era de alrededor de .78 al comienzo del mes, lo que es más de 20 centavos más alto que hace solo un mes.

La AAA dice que han visto una demanda mediocre en las últimas semanas, con menos personas saliendo a la carretera durante lo que suele ser una temporada alta de viajes.

La reducción del tráfico de vehículos, en combinación con la escasez de suministros, ha provocado que los precios se mantengan obstinadamente altos y continúen aumentando.

"La demanda de gas apenas se movió desde la semana pasada, pero en comparación con este momento en 2022, es más alta en todo el país, excepto en la costa del Golfo, Texas y Nuevo México", dijo Andrew Gross, portavoz de AAA, durante una actualización de Julio. "Algunos expertos de la industria especulan que las temperaturas abrasadoras en esa región están alejando a la gente de la carretera".

Según la asociación, California tiene la gasolina promedio más cara a .01 por galón, con media docena de otros estados entre y .

Los analistas de GasBuddy, una empresa de tecnología que ayuda a los consumidores a encontrar combustible más barato, dicen que el calor excesivo en las zonas de operaciones de la refinería puede generar precios más altos en los surtidores.

"El calor puede afectar las operaciones de la refinería al causar fallas en los equipos, pero las temperaturas más altas generalmente también reducen los rendimientos: los gases y los líquidos pueden expandirse con temperaturas más altas, lo que reduce la efectividad de la producción de la refinería cuando las temperaturas se acercan o superan los 100 °F", dijo Patrick De Hann, director de análisis de petróleo en GasBuddy.

Más del 60% de la producción del país proviene de la Costa del Golfo, Texas y Louisiana, que experimentaron un calor impresionante.

Comunidades como Baton Rouge vieron varios días por encima de los 100 °F, con valores de índice de calor peligrosamente altos que alcanzaron más de 115 °F.

El clima cálido hizo que los sitios de observación informaran su mes más cálido registrado.

El escenario es similar en Texas, donde el Consejo de Fiabilidad Eléctrica de Texas (ERCOT) informó que la demanda de electricidad alcanzó récords a medida que los hogares y las empresas recurrieron al aire acondicionado para superar las olas de calor.

Según la Administración de Información Energética de EE. UU., el estado de Texas produce anualmente alrededor del 42% del petróleo crudo del país y el 27% de la producción de gas natural.

Los impactos de los huracanes aún están por ver

Las grandes instalaciones de petróleo y gas ubicadas alrededor del Golfo de México también son susceptibles a los impactos de los huracanes durante el verano y principios del otoño.

Los huracanes anteriores han cerrado la producción durante un período prolongado, lo que ha provocado que los precios de la gasolina aumenten y provoquen problemas en la cadena de suministro.

Durante el huracán Katrina en 2005, el Servicio de Investigación del Congreso estimó que se cerraron más de 1,3 millones de barriles de capacidad de refinación, lo que provocó que comunidades a cientos de millas de distancia se quedaran sin combustible.

Vamegh Rasouli, profesor y jefe de departamento del programa de Ingeniería de Petróleo de la Universidad de Dakota del Norte, cree que si ocurriera un evento similar, habría menos interrupciones debido a la mayor experiencia y tecnología.

"El principal problema es la perforación mar adentro. Un huracán afectará las operaciones por la seguridad de la tripulación, pero no por la perforación subterránea", dijo Rasouli.

La temporada de huracanes se extiende hasta el 30 de noviembre, pero para los estados en el oeste del Golfo de México, la amenaza de un impacto directo generalmente termina a finales de septiembre u octubre debido a los patrones climáticos otoñales.

Además del clima, los analistas de GasBuddy dijeron que también están monitoreando la producción internacional de las grandes naciones productoras de petróleo.

"Los precios del petróleo han subido durante cinco semanas consecutivas debido a que Arabia Saudita y Rusia estan trabajando conjuntamente para reducir la producción. Además, la OPEP está planeando que los recortes de producción entren en vigor en 2024, reduciendo la oferta y elevando los precios del petróleo", afirmó De Hann.

Fuente: FOX WEATHER

1764 lecturas |  Añadir comentario  |  Imprimir |  Enviar